Innovación

Facebook Like salta a Internet de los objetos en España

Hay un naranjo en Motril, España, al que se le puede aplicar el botón Me Gusta para que todo el mundo lo vea en Facebook. Sólo hace falta un teléfono móvil con lector de códigos de barras. La integración entre el mundo digital y el real tiene cada día más caras.

Es una idea innovadora y la está desarrollando Macanudos.es en un intento de llevar la actividad de las redes sociales a la vida real de los usuarios, a la persona. Mediante un teléfono móvil y un identificador, en este caso los códigos QR de respuesta rápida, se podrá compartir a través del perfil de usuario lo que a uno le ha gustado cuando caminaba por la calle o cuando recibió un servicio comercial. Al escanear el código, el teléfono se conecta automáticamente a Facebook para subir al muro del usuario su satisfacción.

La decisión de por qué haber relacionado una red social tradicional como Facebook con Internet de los Objetos la ofrece el responsable de la empresa, Gabriel Media.

“Analizando Facebook, uno de los actuales monstruos de Internet, percibimos que resulta muy dinámico, muy interesante, muy real, pero en un entorno digital y tras muchas pruebas ideamos la posibilidad de crear el famoso “ME GUSTA” en objetos físicos para que cualquier usuario de Facebook que vaya por la calle y vea un “ME GUSTA” en un objeto pueda compartirlo desde el entorno físico, el de la realidad, con el digital, el mundo de Internet.”

Del Internet de las Cosas hasta donde llegue la idea

Por el momento sólo este árbol situado frente a la oficina de esta empresa andaluza está conectado a Internet. La idea de Macanudos.es abre un abanico de posibilidades a explotar desde diversos ámbitos apoyándose en las características de los teléfonos móviles. El objetivo es que aparezcan aplicaciones para Android y para iPhone que permitan generar los códigos QR de forma automática, facilitando la creación de Internet de los Objetos implicando a todo el mundo.

Sin embargo, las posibilidades van mucho más allá. Esta invención podría asociarse con otras funciones de los smartphones para conectar aún más los entornos físico y digital. En un grado de integración con las redes sociales de geolocalización ya existentes, podría crearse de forma rápida y plural bases de datos para calificar y ubicar la atención y la comida de un restaurante.

Internet de los Objetos está sufriendo un proceso lento y costoso de implantación, especialmente debido a las trabas de IPv4 y a la mala acogida por parte de los usuarios de cierta tecnología pionera en este campo. Sin embargo este cambio de perspectiva, el hecho de dar a la gente la opción de decidir qué cosa o servicio quiere enviar al mundo virtual en lugar de limitarse a escoger entre lo ofrecido por las empresas puede dar un nuevo impulso a esta tecnología. Porque desde diversos campos de la innovación se espera que estalle de forma definitiva muy pronto.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.