Innovación

Explota un cohete de SpaceX

Spacex photos
Escrito por Redacción TICbeat

La nave volaba hacia la Estación Espacial Internacional con abastecimiento y provisiones para los astronautas que investigan desde ella.

Malas noticias para SpaceX, la compañía especializada en el diseño, fabricación y lanzamiento de cohetes en la que han invertido gigantes como Google y que dirige el gurú tecnológico Elon Musk. Uno de sus cohetes, que se dirigía sin tripulación a la Estación Espacial Internacional (EEI), estalló ayer en pleno vuelo.

La explosión, que se produjo apenas dos minutos después del lanzamiento desde Cabo Cañaveral, en Florida, no produjo heridos, pero sí despertó cierta preocupación y decepción entre los equipos de SpaceX y de la NASA, con la que la compañía firmó el pasado mes de septiembre un contrato para encargarse del transporte de astronautas a la EEI en 2017.

Según recoge la publicación especializada en tecnología Computer World, y de acuerdo con la versión oficial ofrecida por Elon Musk en su perfil oficial de la red social Twitter, la explosión se debió a una anomalía durante el lanzamiento, que tuvo que ver con una exceso de presión en uno de los tanques de oxígeno líquido de la nave.

El lanzamiento se produjo durante una de las misiones de reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional que SpaceX ya ha llevado a cabo en colaboración con la NASA. Su administrador, Charles Bolden, se ha apresurado a informar de que, pese a que este lanzamiento no haya llegado a buen puerto, los astronautas que ahora mismo se encuentran en la EEI están completamente a salvo y de que no les faltarán provisiones en varios meses. La web oficial de la NASA informa de que la próxima misión de reabastecimiento está programada para el 3 de julio.

“Estamos disgustados por la pérdida de la última misión de SpaceX a la EEI […] Trabajaremos con esta compañía para entender qué fue lo que pasó, resolver el problema y volver a volar”, añade Bolden en su comunicado.

En el momento de su explosión, el cohete de SpaceX transportaba más de 4.000 libras (algo menos de tonelada y media) de provisiones y equipamiento, que incluían materiales para las investigaciones que se llevan a cabo desde la EEI, relacionadas con aspectos como el seguimiento de los meteoritos que se adentran en la atmósfera, el cultivo de alimentos en el espacio o los riesgos que la vida fuera de la Tierra puede tener para la salud humana.

Tras el desencuentro con la agencia espacial rusa, la NASA anunció su alianza con SpaceX y Boeing para llevar a los astronautas hasta la Estación Espacial Internacional a partir del año 2017. La crisis ha llevado a la NASA a replantearse sus planes espaciales en los últimos años. Tras la cancelación de la apuesta por la Luna con la llegada de la administración de Obama, la agencia decidió impulsar la iniciativa privada. En 2010 inició el proyecto Commercial Crew Program para el desarrollo de la capacidad de transporte espacial privada, abaratando los costes de las misiones espaciales.

Tras confirmarse la inyección de mil millones de dólares procedentes de Google y Fidelity, SpaceX ascendió al cuarto puesto de la clasificación que el diario estadounidense Wall Street Journal elabora de empresas valoradas en más de mil millones de dólares.

El gigante de Internet invirtió 900 millones de dólares en SpaceX, movido por el deseo de impulsar su búsqueda aérea de futuros usuarios de la red con el desarrollo de nuevas formas de conexión a la red vía satélite, en su carrera por expandir el acceso a Internet a todos los rincones del planeta a los que aún no llega y aumentar, así, el número de usuarios potenciales de sus servicios.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.