Innovación

La evolución del ‘smartwatch’ (I)

seikoUC2000
Escrito por Mihaela Marín

El 2014 se convierte definitivamente en el año de los wearables después de las referencias repetidas a distintos lanzamientos de relojes inteligentes por parte de las grandes compañías tecnológicas. En el evento Google I/O ha habido importantes anuncios respecto a Android Wear, la plataforma Android para wearables del gigante de Internet, y sobre los nuevos dispositivos que llegarán al mercado con este software de mano de Motorola, Samsung y LG (de hecho, los relojes inteligentes de estas dos últimas compañías, Gear Live y G Watch, respectivamente, ya pueden reservarse a través de Google Play). A todo esto, Apple está decidido a juntarse a la competición de los wearables con su iWatch previsto a salir en octubre y que se supone que integrará el sistema operativo iOS8, una pantalla OLED y sensores biométricos.

Los fabricantes de hardware avisan grandes cambios que introducirán a los usuarios aún más en el mundo interconectado del Internet de las cosas, pero para que Apple, Google, LG o Samsung, entre muchos otros nombres, puedan presentar estos avances se han tenido que esperar años de intentos y fallos repetidos hasta dar con el modelo capaz de llevar la tecnología al siguiente nivel. A continuación haremos una corta incursión, que será la primera parte, de la historia de los relojes que han hecho evolucionar el smartwatch actual.

1.- Seiko UC-2000 o “Wrist Information System”


seikoUC2000

Seiko ha destacado como el primer fabricante que ha querido experimentar con las características de los relojes digitales aprovechando la tecnología de los primeros ordenadores. El modelo UC-2000, lanzado en 1984, además de decir la hora y realizar operaciones de calculadora podía almacenar hasta 2Kb de datos y se comunicaba con un teclado mediante pulsos magnéticos. Ha sido el primer reloj que ha introducido el concepto de conectividad con su capacidad de acoplarse a módulos adicionales. El mismo año Seiko lanza el RC-1000 que se podía conectar a los ordenadores a través de un cable.

2.- Seiko Receptor

seikoreceptor

El modelo Receptor de 1990 ha representado el paso hacia la nueva generación de relojes digitales. Era por la primera vez cuando se fabricaba un reloj wireless que venía acompañado de un un mini dispositivo receptor de FM para recibir y descodificar mensajes. La caja del reloj era de plástico y la pantalla LCD mostraba el tiempo, fecha y los mensajes recibidos. El siguiente modelo, ocho años más tarde, fue Seiko Ruputer comercializado con el nombre de OnHand Pc. El reloj tenía un procesador de 16 bits, 128 KB de RAM y una pantalla LCD monocromática de 102×64 píxeles.

3.- WatchPad


watchpad
Los modelos anteriores demostraban la versatilidad tecnológica del reloj inteligente y confiando que se podría llegar a más, IBM y Citizen desarrollaron en 2000 un modelo que integraba el sistema operativo Linux 2.4. El reloj tenía un procesador ARM de 32bits, 8 MB de RAM y 16 MB de memoria flash y entre sus características más interesantes conectividad Bluetooth y un escáner de huellas dactilares. Sus limitaciones de tamaño de pantalla y rendimiento causaron su posterior declive.

4.- Microsoft SPOT (Smart Personal Object Technology)


MicrosoftSpot
La tecnología SPOT que se lanzó en 2004 formaba parte de la iniciativa de Microsoft de conectar los dispositivos mediante las señales de transmisión de radio FM de su red MSN Direct que funcionaba para las más importantes ciudades de Canadá y EEUU. Fabricantes como Fossil y Suunto seguidos por Tissot y Swatch crearon modelos de relojes inteligentes usando esta tecnología que entre otras funciones incluían previsiones meteorológicas y actualización de datos de tráfico. Los relojes que usaban SPOT se han fabricado hasta el 2008 y cuatro años más tarde Microsoft se veía obligado a abandonar el proyecto por varias limitaciones del producto.

 

5.- Samsung S9110


SamsungS9110

Después de su modelo SPH WP10 de 1999, el primer reloj de Samsung destinado a realizar llamadas telefónicas, la tecnología evolucionó y diez años más tarde, en 2009, estaba preparado para sacar un modelo mejorado, el Samsung S9110. El dispositivo enviaba emails, tenía una batería que duraba hasta cuatro horas de conversaciones, una pantalla táctil color de 176×220 píxeles, Bluetooth y un reproductor MP3. Su principal ventaja, 2 mm más delgado que el modelo de su principal competidor LG GD910, le situaba como el reloj de pulsera más delgado del mercado en ese momento, pero el mérito de su elegante diseño no fue suficiente para encabezar la lista de wearables favoritos y cuatro años después Samsung se centró en el desarrollo de otros dispositivos más inteligentes que cubriremos en un próximo artículo.

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.

  • Baricelli

    Hola Mihaela, sería de interés haber nombrado también el HP-01 de 1977…
    Saludos! @SmartHours