Innovación

Europa impulsa la regulación en inteligencia artificial pero no afronta su impacto laboral

La Unión Europea desea limitar el rastreo de las webs para la publicidad

El Parlamento Europeo avanza en la estandarización y regulación de los coches autónomos pero peca de cauta a la hora de afrontar la convergencia de empleo y robótica.

Prometedor aunque algo tibio avance de la Unión Europea hacia la regulación de la robótica y la inteligencia artificial; un campo de futuro esencial para la industria y la sociedad comunitaria: entre 2010 y 2014, las ventas de robots aumentaron un 17 % de media cada año, según la Federación Internacional de Robótica,

En ese sentido, hoy hemos conocido la resolución final aprobada por el Parlamento Europeo en la que se pide a la Comisión que se establezcan normas comunes en todo el Viejo Continente. Entre ellas se incluyen estándares éticos, la determinación de la responsabilidad en caso de accidente (por ejemplo, en los coches autónomos), la obligatoriedad de contar con un seguro obligatorio para los automóviles sin conductor o la instauración de un fondo suplementario para asegurar compensación a las víctimas de accidentes en los que estén implicados este tipo de vehículos.

Asimismo, y como ya habíamos adelantado, los eurodiputados también han planteado la creación a largo plazo de una personalidad jurídica específica para los robots, para facilitar la determinación de responsabilidades en caso de causar daños en otros ámbitos como la industria. Por otro lado, el texto sugiere a la Comisión la creación de una agencia europea de robótica e inteligencia artificial para ofrecer información especializada y asesoramiento técnico y ético a las autoridades.

El punto más débil de la resolución (aprobada por 396 votos a favor, 123 en contra y 85 abstenciones) es el relacionado con el impacto de los robots en el mercado laboral. De hecho, la propuesta se limita a advertir de que el rápido desarrollo de los robots puede provocar cambios en el mercado laboral, como la creación, desplazamiento y pérdida de ciertos trabajos… instando a la Comisión “a seguir con atención estas tendencias”. De hecho, la ponente socialista Mady Delvaux mostró su decepción porque la coalición derechista formada por ALDE, PPE, y ECR rehusara incluir en el texto las posibles consecuencias negativas de la robótica en el mercado laboral.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.