Energía Innovación

Europa debe vender su último automóvil con motor de combustión en 2030

Europa debe vender su último automóvil con motor de combustión en 2030

Un informe elaborado por Transport & Environment (T&E) asegura que es posible descarbonizar el transporte europeo para el año 2050, optando por vehículos alternativos y reduciendo la cantidad de energía.

En la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global toca pisar el acelerador, especialmente para cumplir con los preceptos determinados por el Pacto de París. Uno de los movimientos más importantes es acabar cuanto antes con el carbón, reduciendo de forma drástica el empleo de este combustible fósil a lo largo de las próximas décadas. La descarbonización será pareja indisoluble de la electrificación de la economía, el auge de la movilidad alternativa encabezada por vehículos híbridos y eléctricos y la transición a un mix energético totalmente renovable de cara al próximo año 2050.

Centrándonos en un estudio reciente que pone el foco en el transporte -sector culpable del mayor y más acelerado crecimiento en términos de emisiones de gases de efecto invernadero-, la organización Transport & Environment (T&E) confirma que es posible acometer la descarbonización de esta industria de cara a 2050, a través de necesarias inversiones en energías renovables y en las redes de transmisión de electricidad. Desde la asociación solicitan “actuar de inmediato y que los gobiernos adopten medidas nacionales que aceleren la transición hacia el vehículo eléctrico”.

Los autobuses eléctricos ya son más económicos que los diésel, según un informe

El análisis publicado revela que Europa debe vender su último automóvil con motor de combustión a principios de la década de 2030, a más tardar en 2035, con el fin de cumplir con los objetivos del acuerdo de París. Es aconsejable subir los impuestos sobre el combustible y las tarifas en la carretera, así como fomentar la movilidad compartida para reducir el número de vehículos, aliviar la congestión del tráfico y mejorar la calidad del aire en las ciudades. También es preciso establecer zonas de cero emisiones, apoyo para retirar coches viejos y favorecer el transporte urbano.

El informe revela que la cantidad de energía limpia necesaria para alimentar una flota de coches eléctricos en Europa en 2050 sería de 475 teravatio-hora, o el 14,7% de la electricidad generada en la Unión Europea (UE) en 2015.

Imprescindible elevar la reducción de CO2 en autómoviles para cumplir con París

Desde Transport & Environment (T&E) consideran que los objetivos presentes de  reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para automóviles en 2025 y 2030 son totalmente insuficientes, puesto que se hallan muy por debajo del 60% exigido por le Pacto de París. De esta manera, uno de cada tres nuevos coches vendidos deberán ser electrificados si se quiere llegar a la meta contemplada para 2030, mientras que para 2035 todos los automóviles nuevos deberán ser de cero emisiones.

Obituario al carbón: dos tercios de la electricidad vendrán de renovables en 2040

Además, algunos fabricantes destacan que las ciudades europeas únicamente adquirirán autobuses eléctricos en 2025. La ogranización también subraya en el informe la importancia de fabricación competitiva de baterías seguras y sostenibles y los estándares ambiciosos de reducción de emisiones de CO2 para 2025 y 2030. Cabe recordar que desde el Parlamento Europeo se ha propuesto subir al 35% el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de nuevos camiones en 2030, con una meta intermedia del 20% para 2025.

Fuente | Ecoticias

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.