Energía Innovación

Bruselas quiere acabar con el impuesto al sol en España

Bruselas quiere acabar con el impuesto al sol en España

La Comisión de Energía del Parlamento Europeo ha dado luz verde a la propuesta de la nueva Directiva de Energías Renovables que eleva el objetivo del 27 al 35% de renovables en 2030 y que desea reforzar el autoconsumo como un derecho ciudadano, que no podría someterse a impuestos de ninguna clase.

El ponente de de la nueva Directiva de Energías Renovables, José Blanco ha aportado en la Eurocamara nuevas medidas para propiciar el incremento del uso de las energías renovables en nuestro país. Aunque el objetivo para 2030 era del 27% en el mix energético -con el fin de cumplir los mínimos exigidos en el Pacto de París-, existen propuestas para subir el porcentajeConcretamente, la Directiva quiere que ascienda al 35%, así como propiciar el autoconsumo, que no podrá someterse a impuestos de ningún tipo siempre que la electricidad generada permanezca fuera de la red.

El mix energético para una España 100% renovable, según investigadores de Stanford

El texto aprobado por la Comisión Europea con una holgada mayoría -con 43 votos a favor y 14 en contra- también pretende garantizar la seguridad de las inversiones y obligar al pago de compensaciones cuando los proyectos se vean afectados por cambios regulatorios. El artículo 6 postula que los Estados miembros deberán asegurar que las condiciones retributivas de los proyectos renovables nuevos o ya existentes no soportarán revisiones retroactivas que pudieran causarles perjuicio económico a sus propietarios, una cuestión que el segmento patrio de renovables lleva muchos años denunciando.

A través de su cuenta de Twitter, José Blanco subrayaba que “se blinda el autoconsumo como un derecho, se prohíbe el impuesto al sol”, haciendo alusión al punto del texto que habla sobre la prohibición de prohibir el autoconsumo, dejando por tanto fuera de combate el impuesto al Sol de los Nadal, impulsado por el Partido Popular y que que a día de hoy continúa vigente, dos años después de su aprobación.

El proyecto ha recibido el visto bueno por parte de la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica de España (AMPIER), que recordó que nuestro país es el más demandado del mundo “por quebrantamientos del Tratado de la Carta de la Energía” y que ya ha existido primer laudo arbitral -emitido por el tribunal de resolución de conflictos del Banco Mundial- que ha condenado al estado a indemnizar al primero de los demandantes.

También explicaron que “el grueso de las familias fotovoltaicas españolas tuvieron que refinanciar sus instalaciones -a causa de los recortes impuestos en el año 2014- en condiciones de financiación mucho más perjudiciales que las originales”. El próximo día 18 de diciembre el Consejo de Europa se pronunciará sobre la propuesta y verá la luz el texto definitivo de la nueva Directiva de Energías Renovables. 

En lo que respecta a la eficiencia energética, los europarlamentarios abogaron también por solicitar una mejora de un 40% para 2030 en la UE, frente al objetivo del 30% retenido por la Comisión para el conjunto de la UE. Cabe destacar que de los Verdes del PE, el español Florent Marcellesi (EQUO), miembro de la comisión parlamentaria de Industria y Energía, expresó su malestar en torno a que no se hayan estipulado objetivos de energía renovable vinculantes para cada Estado miembro, sino únicamente para el conjunto de la UE.

Fuente | Energías Renovables

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.