Innovación

ETHYKA, el proyecto español que soluciona los dilemas éticos del coche autónomo

ETHYKA, el proyecto que soluciona los dilemas éticos del coche autónomo

ETHYKA se trata de un ambicioso proyecto desarrollado por la empresa española Acuilae concebido con el fin de aplicar la ética a las máquinas como los coches autónomos, permitiendo que tomen decisiones en base a un criterio humano.

Vas conduciendo por tu ciudad y a tu paso se cruza un pequeño perrito. ¿Cuál es tu reacción instintiva al volante? Lo más probable es que consista en pegar un frenazo para salvar la vida del animal, pese a que tal vez puedas provocar un accidente automovilístico. Cuando conducimos, nuestras decisiones están atravesadas por nuestro comportamiento reflejo ante estímulos externos pero también por nuestras nociones éticas en torno a lo que consideramos que está bien y mal. La pregunta que flota en el aire para muchos es: cuando las carreteras estén pobladas por vehículos autónomos, ¿cómo se enfrentarán las máquinas a estos dilemas, tan profundamente humanos?

Al calor del avance frenético de la Inteligencia Artificial o el machine learning surgen precisamente nuevos proyectos que ponen el foco en la ética que debe acompañar a algunos procesos de automatización como las conversaciones de los chatbots con los clientes o la toma de decisiones del coche autónomo. Hablamos de una iniciativa con sello español, la empresa Acuilae y su propuesta pionera llamada ETHYKA, el primer prototipo de módulo ético en Inteligencia Artificial. Siguiendo patrones éticos -que pueden variar según la cultura, el lugar o la sociedad-, este módulo puede analizar dilemas complejos en base a criterios y comportamientos humanos para mejorar la toma de decisiones y optimizar los equipos de IA.

20 citas célebres sobre el futuro que depara la inteligencia artificial

Hablando con la CEO de Acuilae, Cristina Sánchez, descubrimos algunas de las principales claves tras este proyecto en el que se cruzan la ética, los vehículos sin conductor, el aprendizaje automático y la automatización. Para bucear en sus raíces, el origen de este proyecto se basó en “poner cordura y dimensión ética a la IA” y contribuir a mejorar la toma de decisiones de máquinas inteligentes y robots gracias a un algoritmo que introduzca un componente ético en sus sistemas, algo intrínsecamente humano de lo que no están previamente dotados de serie.

Detrás de este prototipo, el sueño de un equipo multidisciplinar en el que tienen cabida ingenieros, informáticos o matemáticos, muchas horas de trabajo y la esperanza en que la Inteligencia Artificial tiene un amplio potencial para mejorar nuestras vidas, especialmente si usa con conocimiento, sin invadir la intimidad de las personas. Veamos cómo ETHYKA es uno de los pasos en positivo para estrechar la alianza humana con la automatización inteligente y contribuir a que las máquinas puedan guiarse por una conducta ética.

Cómo funciona ETHYKA para la toma de decisiones más seguras y respetuosas

ETHYKA es un prototipo capaz, a través de algoritmos inteligentes entrenados con aprendizaje automático e interpretación del lenguaje natural, de introducir un software que permita ejecutar acciones derivadas del análisis de datos a través de decisiones éticas, aplicables a diferentes sistemas guiados por Inteligencia Artificial.

De seguir adelante, cada módulo puede personalizarse, tras un proceso largo y complejo, según la sociedad y la disciplina a la que se dirija -sanidad, ámbito profesional, conducción, atención al cliente, etc-, contando con el conocimiento de especialistas en la materia. Por ejemplo, el prototipo puede aplicarse tanto a los chatbotscada vez más populares entre las empresas para enriquecer y masificar su servicio de atención al cliente- como a los complejos sistemas de conducción autónoma, así como drones, robots y otras máquinas inteligentes, evitando que se corrompan “a nivel moral”, como ya ha sucedido en múltiples ocasiones.

ETHYKA, el proyecto que soluciona los dilemas éticos del coche autónomo

Imagen | ETHYKA

Existen casos, como el ámbito de la medicina, en el que Cristina Sánchez destaca que el algoritmo “no debe asumir toda la responsabilidad”, sino constituir un valioso complemento para que los profesionales cuenten con datos más precisos y puedan tomar mejores decisiones. En el caso de los medios de transporte, el prototipo puede aplicarse no solamente a vehículos sin conductor como camiones, buses o coches autónomos, sino a cualquier avión, tren, metro, moto o coche convencional.

¿Qué seguro cubriría un accidente entre dos coches autónomos?

Por ejemplo, ETHYKA podrá alertar del desvanecimiento del conductor debido a problemas como un infarto o quedarse dormido, de comportamientos extraños en la conducción o de accidentes, comunicando la incidencia y activando todos los protocolos de urgencia que permitan estacionar el transporte de la forma más segura posible y en la menor cantidad de tiempo. “Por ejemplo, también puede avisar de que no debe acelerar tanto o circular a una velocidad determinada, así como sincronizarse con las rutas de los mapas para una conducción más eficiente”, señala Sánchez.

Cómo reconoce ETHYKA el dilema ético

ETHYKA reconoce el dilema ético en tres fases que desglosamos a continuación:

  • Primera fase: El algoritmo podrá determinar la clase de ética se va a utilizar según el contexto y el escenario en el que se produzca el dilema. Existen muchas, como la aprobativa, la autónoma y heterónoma, la evolutiva, la social, la profesional, la teológica o la cívica.
  • Segunda fase: En esta etapa el sistema selecciona los principios que debe cumplir, según el tipo de ética asignado.
  • Tercera fase: Se trata del apartado más completo, que se sirve de aprendizaje tanto profundo como automático para establecer predicciones que permiten contrastar la toma de decisiones éticas del dilema según la información previamente almacenada.

ETHYKA, el proyecto que soluciona los dilemas éticos del coche autónomo

En definitiva, esta compañía española podría tener la solución perfecta para resolver los problemas éticos que plantean tecnologías que están a la vuelta de la esquina.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.