Innovación

Supermadera: un material sostenible y de alto rendimiento a la altura del acero

Supermadera: un material sostenible y de alto rendimiento para sustituir al acero

Ingenieros de la Universidad estadounidense de Maryland han averiguado cómo crear la “supermadera”, un material sostenible y de alto rendimiento hasta doce veces más resistente que la madera convencional y más fuerte que muchas aleaciones de titanio.

Vivimos en una época de constante búsqueda de nuevos materiales, tanto para encontrar soluciones más sostenibles, resistentes y duraderas, como para cuidar a nuestro planeta o hacer frente a las necesidades y demandas de la innovación tecnológica o de los avances de la industria biosanitaria. Recientemente, un equipo de ingenieros de la Universidad de Maryland dieron con el modo de tratar la madera para convertirla en un material tan fuerte como el acero y doce más resistente que la madera natural. 

Liangbing Hu, profesor asociado de ciencia e ingeniería de materiales de la Universidad de Maryland y líder del equipo relató que en su búsqueda de materiales sostenibles y de alto rendimiento hallaron la solución en esta supermadera, cuya fortaleza supera a numerosas aleaciones de titanio. Sus potenciales aplicaciones múltiples permitirían su uso para la sustitución del acero en automóviles, edificios o aviones.

Qué son los materiales bidimensionales y cómo van a revolucionar el mundo

Según los expertos ingenieros que participaron en el proyecto, la supermadera se consigue llevando a cabo en primer lugar un tratamiento químico que extrae la lignina de forma parcial -ya que de forma completa se colapsaría su estructura- y a continuación, comprimiéndola mediante calor a 100 grados centígrados, proceso que reduce su grosor en un 80%. De este modo se incrementa su resistencia de forma significativa y se reducen los defectos del material.

La madera tratada es capaz de detener proyectiles de acero similares a las balas, tal y como se demostró en un experimento. Pese a ser tan fuerte como el acero y doce veces más resistente que la madera convencional, es seis veces más ligera que el citado metal. Cabe destacar que el tratamiento funciona tanto con maderas duras, como la de los robles o álamos, como blandas, como la de los pinos o cedros. Además, su producción minimiza el uso de combustibles fósiles dándole un respiro al planeta y presenta costes mucho más bajos que otros materiales de características similares.

Tras este innovador hallazgo, que permite contar con una supermadera tan dura como resistente, Inventwood LLC, una startup de la propia Universidad de Maryland ya se ha puesto en marcha para comercializar esta tecnología en un futuro próximo. 

Puedes consultar el estudio completo en la revista Nature.

Imagen | Universidad de Maryland

Fuente | BBC

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.