Innovación

España tiene un nuevo amigo en el camino científico: Corea del Sur

ciencia big data

Ambos países profundizarán en su relación para impulsar grandes instalaciones científica en áreas como la innovación energética, nuevos materiales y las TIC.

España sigue buscando aliados en su camino para recuperar el terreno perdido en el progreso científico. La inversión, cada vez más reducida desde la irrupción en escena de la crisis económica, hace que la colaboración con otros países se haga algo esencial para garantizar los éxitos patrios en el ámbito científico y tecnológico.

Una misión titánica que ha tenido su último episodio esta semana, con la intensificación de la cooperación internacional entre España y Corea del Sur. La relación formal entre ambas naciones data de 2015, cuando se firmaron dos convenios de colaboración entre la Secretaría de Estado de I+D+i del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Ministerio de Ciencia, ICT y Planificación de Corea del Sur.

Ahora, dos años después, representantes de los dos países han coincidido en la necesidad de continuar la colaboración bilateral y ampliar las relaciones en temas de movilidad y formación de personal investigador e industria de la ciencia, especialmente en la construcción y puesta en marcha de grandes instalaciones científicas.

Los protagonistas han sido el secretario general de Ciencia e Innovación, Juan María Vázquez y el director general del Ministerio de Ciencia, ICT y Planificación de Corea, Choi Wonho. Los dos han señalado como prioridades la innovación energética, nuevos materiales, aplicaciones de las tecnologías de la información y las comunicaciones.  Además, se ha repasado la actual colaboración entre los principales centros de investigación españoles con sus homólogos surcoreanos en biotecnología, nuevos materiales, energías renovables, fusión y fisión nuclear, y astrofísica.

En estas áreas, informa el Gobierno en un comunicado oficial, España está fomentando la innovación a través de instrumentos del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) y del programa europeo Eureka, que ha financiado más de una veintena de proyectos conjuntos, aportando 30 millones de euros a los participantes españoles. En ese sentido, la delegación española ha estado integrada por representantes de las dos agencias financiadoras de la I+D+i en España –Agencia Estatal de Investigación y CDTI–, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, el Instituto Español de Oceanografía, el Instituto Geológico y Minero de España y el Instituto de Salud Carlos III.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.