Innovación

España pedirá 220 millones a la Unión Europea para innovación en el transporte

Apurando al máximo el plazo, España pedirá fondos al Mecanismo ‘Conectar Europa’ para impulsar más infraestructuras y sistemas inteligentes de transporte en nuestro país.

Aumentar la eficiencia y sostenibilidad del transporte, fomentar la intermodalidad, accesibilidad e interoperabilidad, y garantizar la continuidad de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), fundamentalmente en las secciones transfronterizas. Esos son los objetivos del Mecanismo ‘Conectar Europa’ de la UE, un programa del que España ya ha recibido 915 millones de euros, de los 9.300 repartidos en el Viejo Continente.

Y, en este 2017, nuestro país aspira a recibir otros 220 millones de euros que sirvan para sufragar el 44% de los 500 millones que costará financiar hasta 47 proyectos distintos. Esa es la intención al menos del Ministerio de Fomento, anunciada apenas 24 horas antes de que acabara el plazo de presentación de solicitudes, organismo que pretende captar de este modo la inmensa mayoría de los fondos disponibles en esta convocatoria de ‘Conectar Europa’ (840 millones), que se revolverá en torno al próximo mes de julio.

“Las ayudas a los proyectos que se presentan al mecanismo ‘Conectar Europa’ se otorgan en competencia entre las diferentes solicitudes concurrentes. Se pueden presentar instituciones o empresas establecidas en cualquiera de los países de la Unión Europea, bien de manera individual o en grupo, así como determinadas organizaciones internacionales relacionadas con el sector de las infraestructuras y el transporte”, explican fuentes gubernamentales.

Por parte de nuestro país, algunas de las iniciativas más relevantes que buscan financiación comunitaria son:

  • Proyectos internacionales donde destacan la implantación de sistemas de mejora de la gestión del tráfico aéreo (SESAR – Cielo único europeo), el impulso a la infraestructura de suministro de energías alternativas en el transporte (Hidrógeno, gas natural licuado y electricidad), la reapertura del ferrocarril Pau-Canfranc o la conexión viaria de la A-62 española con la IP5 portuguesa.
  • Inversiones importantes en ERTMS para el aumento de la seguridad del transporte ferroviario en las líneas del noroeste de la Península, además de en los corredores Atlántico y Mediterráneo, y en material móvil ferroviario.
  • Proyectos de Autopistas del Mar, y sistemas de gestión y mejora del transporte intermodal de mercancías.
  • Soluciones de integración de los nodos en los corredores de la RTE-T y mejora de su movilidad urbana.
  • Sistemas inteligentes de transporte en carretera, incluidos los sistemas cooperativos entre vehículos e infraestructura.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.