Innovación

Un equipo de ICAI gana el Power Matrix Challenge de Siemens

15913333786_dd43bbc190_z
Escrito por Marcos Merino

El concurso se basaba el el uso del juego Power Matrix (desarrollado por Siemens) para elaborar una propuesta sostenible y eficiente de red eléctrica.

El pasado miércoles, en la Escuela Superior de Industriales de Madrid, el jurado de la competición Power Matrix Challenge organizada por Siemens elegía el proyecto ganador entre los cinco que pasaron a la gran final. Antes de eso se habían presentado 611 propuestas elaboradas por 1.150 estudiantes de toda la geografía nacional.

Mecanotopía, nombre de la propuesta vencedora, fue considerada la más innovadora, viable y sostenible. Sus creadores (David Marcos Daoud, Jorge Gutiérrez y Francisco Irazola, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Comillas) plantean un sistema energético fundamentado en tres grandes bases: la implementación de una smart grid (red eléctrica inteligente), la eficiencia energética y el uso de una amplia variedad de energías renovables (sobre todo la hidroeléctrica y la biomasa, teniendo a la eólica y la solar como complementos). Dichas energías, que tendrían un peso en la matriz energética resultante del 60-70%, contarían también con una base de energías fósiles (30-40%, con un predominio del gas) y con la apuesta en el almacenamiento como elementos para mantener la estabilidad de la red. Su objetivo: “No depender de la energía nuclear”.

En este sentido, los estudiantes de este equipo han diseñado cuatro ciudades en las que han ido mejorando la matriz energética hasta dar con la fórmula más eficiente. La interconexión de todas estas urbes ha sido crucial, ya que les ha permitido que sean autosuficientes y no dependan de recursos exteriores. Con el objetivo de hacer frente a los valles y picos de demanda, los alumnos han utilizado variables como las condiciones climatológicas (para regular el comercio y generación) o el almacenamiento de energía (cuando se producen picos muy altos de consumo). Para ahorrar costes, proponen cierres temporales de centrales cuando su rendimiento es bajo -por ejemplo, de las solares por las noches o eólicas cuando las rachas de viento son insuficientes-. Gracias a todas estas medidas, el proyecto ganador ha conseguido mantener una producción de entre el 95 y 105% del consumo.

El premio para los tres ganadores consistirá en tres becas en las divisiones de Energía de Siemens, gracias a las cuales recibirán -a lo largo de un año- un plan específico de formación en tecnología de generación, transmisión y distribución energética. Dos de los miembros del equipo (Jorge Gutiérrez y Francisco Irazola) ya tenían pensado dedicarse al campo de la generación eléctrica, mientras que David Marcos Daoud estaba interesado específicamente en el campo de las energías renovables.

El concurso se basaba en el uso del juego Power Matrix, desarrollado por Siemens y disponible para cualquier usuario. Como comentaba uno de los integrantes del equipo, “que fuera un juego nos resultó llamativo: ya que íbamos a jugar también en el metro nos dijimos ‘¿por qué no?’? […]. Luego, eso sí, nos dimos cuenta de que era más complejo de lo que parecía”.

Imagen | Siemens

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.