Innovación Tecnología

“Entre bastidores”: el lado menos digital de IFA

entrada del IFA 2017
Escrito por Ana Galán

Da igual hacia dónde mires. Siempre es la misma escena:  palés, maderas, cajas y papel de embalaje amontonados por todas las esquinas, cafeterías en a medio terminar y trucks de comida tapados, stands con el logo a medio poner…  

IFA, la feria de electrónica de consumo más grande del mundo es, dos días antes de su apertura de puertas, una obra gigante.

Este fin de semana, en el recinto ferial de Berlín, se oirán por estos mismos corredores y halls a miles de personas charlando en diferentes idiomas y expertos comentando las últimas novedades tecnológicas. Pero, de momento, en los más de 150.ooo metros cuadrados del IFA solamente se percibe un ruido: el de los taladros.

Ni siquiera las conversaciones de los trabajadores: se habla lo mínimo ya que hoy toca trabajar lo más rápidamente posible para conseguir que lo que actualmente sería el lugar perfecto para que miles de niños jugasen al escondite sea, en menos de 48 horas, una feria por la que se espera que pasen más de 240.000 personas y que mueve miles de euros.  

Rodeados de conglomerados, herramientas y clavos, unos  trabajadores se toman un café rápidamente mientras que otros hacen cola en una de las únicas cafeterías abiertas mientras aprovechan estos cinco minutos para mirar el móvil antes de volver a la tarea, en el que quizá sea el momento más tecnológico de su jornada laboral.

¿Dónde están esos productos de los que tanto se va a hablar estos días?  De repente, se ve a un grupo joven acompañado por un guía: ¿un grupo VIP que va a disfrutar de la feria antes que nadie? Todo lo contrario: estos primeros visitantes son algunos de los  promotores que durante los próximos días trabajarán en los stands del IFA.

Aunque realmente sí que, hay gente que entre tanto cable y palé va a ver estas novedades: centenares de periodistas que, deambulan por los pasillos esquivando obreros y maquinaria.

Sobre el autor de este artículo

Ana Galán