Energía

Será posible calcular las emisiones contaminantes de los barcos en tiempo real

Escrito por Marcos Merino

Un grupo de investigación de la Universidad de Cádiz ha diseñado un sistema que mide con datos exactos cuánto carburante utiliza un navío durante una ruta marítima y los gases nocivos para la salud que expulsa a la atmósfera

El grupo de investigación ‘Eficiencia energética en el transporte marítimo’ de la Universidad de Cádiz (UCA) ha desarrollado un modelo que permite, teniendo en cuenta las variables empleadas en todos los modelos hasta ahora vigentes, calcular el consumo energético de un barco y las emisiones contaminantes que lanzan a la atmósfera (todo ello en base a datos reales, prescindiendo de meras estimaciones). Y al realizarse el cálculo en tiempo real, un desvío de las cantidades previstas permitiría detectar potenciales averías.

Actualmente, los especialistas averiguan estas referencias a través del Sistema de Identificación Automática (AIS). Al localizar la posición de un navío en dos situaciones distintas durante un periodo, se establece su velocidad: a partir de ahí se obtiene la potencia y con unos factores directamente proporcionales a ella, se calcula la energía que consume y los gases que arrojan a la atmósfera.

Nuevo material de revestimiento de barcos reducirá su consumo de combustible

Pero Juan Moreno, uno de los integrantes del equipo investigador explica a la Fundación Descubre que este sistema plantea muchas incertidumbres, porque al estar basado solo en la velocidad del barco no se ajusta a la realidad: la carga transportada es otro factor que también condiciona su gasto en carburante. Una de las ventajas de este sistema radica en que el armador puede predecir el consumo de combustible y los contaminantes que va a tener la flota para los viajes programados, conociendo la carga que se va a transportar, las condiciones ambientales y del agua.

Este estudio (cuyos autores confían que ayude a hacer visible los problemas sanitarios que provoca el transporte marítimo) forma parte de un proyecto más amplio junto con investigadores de la Facultad de Medicina de la UCA que medirá durante dos años los efectos nocivos para las personas, de las emisiones que expulse el transporte marítimo en su recorrido por aguas de la provincia de Cádiz. Entre otros motivos, lo que se pretende es relacionar las emisiones con los problemas de salud que éstas puedan ocasionar a los ciudadanos que viven cerca de la costa.

Vía | Fundación Descubre

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.