Energía

Inventan un sistema de vegetación para limpiar el aire urbano

MUAC emplea un sistema de purificación biológico, que funciona introduciendo el aire contaminado por la parte inferior del módulo, forzando su circulación alrededor de la pared interior con sustrato en donde se realiza la absorción de las partículas y se filtran los gases contaminantes.

Las grandes ciudades del mundo cada día están más contaminadas, con una calidad del aire que dista mucho de los niveles máximos de CO2 y NOX permitidos o recomendados por las autoridades internacionales. Y, precisamente por ello, son muchas las iniciativas en marcha para limpiar el aire que respiramos de la forma más eficiente, económica y fácil de escalar.

En ese marco englobamos el proyecto #MUAC (Modules for Urban Air Cleaning), promovido por la Universidad Politécnica de Madrid junto a las compañías Altair-VertiArte y financiado por el fondo EIT Climate KIC. Se trata de una torre con vegetación que integra un novedoso sistema de captación y filtrado tanto de partículas en suspensión como de diversos gases contaminantes. 

“La finalidad del proyecto es desarrollar una solución adaptable que contribuya activamente a la reducción de gases de efecto invernadero y de la isla de calor urbano, además de mejorar la sensación de bienestar en los espacios abiertos (aumentado las áreas verdes) y de contribuir a la concienciación ciudadana sobre la necesidad de mejorar la calidad del aire en las ciudades”, explican los investigadores de la UPM.

Los vehículos más contaminantes dirán adiós al centro de Madrid en noviembre

Para ello, MUAC emplea un sistema de purificación biológico, que funciona introduciendo el aire contaminado por la parte inferior del módulo (a través de láminas metálicas microperforadas), forzando su circulación alrededor de la pared interior con sustrato en donde se realiza la absorción de las partículas y se filtran los gases contaminantes. Finalmente, un extractor se encarga de expulsar el aire filtrado hacia el exterior, permitiendo tener un flujo de aire continuo de hasta 20 m3 por hora.

“El sistema ha sido diseñado para ser un elemento de fácil integración en el paisaje urbano de las ciudades ya que puede ser fácilmente colocado tanto en aceras como en plazas y otros espacios públicos, debido al poco espacio que ocupa (60×60 cm en planta), permitiendo incrementar significativamente las áreas verdes en lugares donde no se tienen y favorecer la aceleración de iniciativas que contribuyan a la mitigación y la adaptación al cambio climático”, añaden los científicos.

La iniciativa pretende ser una solución asequible que permita su escalabilidad y replicabilidad en diferentes ciudades y condiciones ambientales. Además, podría permitir a las entidades públicas y privadas obtener beneficios económicos por la colocación del sistema; ya que las torres cuentan con espacios para publicidad que pueden ser alquilados.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.