Energía

Este panel solar puede enfriar nuestra casa y recolectar energía solar a la vez

25 pequeños trucos para ahorrar energía y tener una casa más ecológica

Un grupo de investigadores ha desarrollado un dispositivo capaz de recolectar la energía solar a través de un panel y a la vez enfriar la casa que tiene debajo, es decir, funcionar como un aire acondicionado sostenible. Te contamos cómo funciona esta tecnología.

Un nuevo dispositivo creado por un grupo de investigadores consta de dos partes, una placa solar en la parte superior y un enfriador radiactivo en la parte inferior. Es decir, este panel solar es capaz de enfriar una casa y recolectar energía solar al mismo tiempo.

Así, los paneles solares podrían tener una doble función: recolectar la energía solar y a la vez funcionar como aire acondicionado en la casa que esté debajo.

Aunque este dispositivo es un prototipo por el momento, podría ser la solución a muchos de los dilemas planteados en torno a las energías limpias.

Así como existe el proceso de recolección solar y su posterior conversión en energía, también existe un proceso que se llama enfriamiento radiactivo, que es lo que ocurre cuando el calor se escapa hacia el Universo.

Los objetos pierden calor en forma de radiación infrarroja, algo que los seres humanos no podemos ver a simple vista. La atmósfera refleja este calor, pero una cantidad de esa longitud de onda infrarroja puede escapar hacia el espacio.

Entonces los materiales que emiten esta longitud de onda se vuelven más fríos que la temperatura del aire que les rodea. Así, a través de este método muchos científicos creen que se podrían enfriar edificios enteros sin producir los gases de efecto invernadero que causan los aires acondicionados tradicionales.

Este invento tenía un inconveniente: mantener un objeto caliente y frío al mismo tiempo. Para ello los científicos han construido una cámara de vacío que rodea el enfriador por radiación para que así no se crucen ambos extremos.

“El panel inferior puede irradiar su calor sin ser impedido por el panel superior, y eso permite que el panel inferior caiga a una temperatura sustancialmente inferior a la del ambiente”, ha explicado el autor del estudio Shanhui Fan, profesor de ingeniería en la Universidad de Stanford.

Esta misteriosa molécula puede almacenar la energía del sol durante 18 años

Así, el dispositivo puede alcanzar una temperatura de 24 grados centígrados por encima de la temperatura ambiente, y el enfriador hasta 29 grados centígrados por debajo de la temperatura ambiente.

Esta podría ser una excelente solución para la alta demanda de aires acondicionados debido al aumento de la temperatura global del planeta.

Aunque el dispositivo es pequeño y los materiales con los que se han fabricado son caros para hacerlo en un tamaño mayor, Fan afirma que el objetivo principal no es comercializar este prototipo sino ir descubriendo cómo las células solares pueden ser más eficiente para hacer posible que estas dos tecnologías se unan en un solo dispositivo.

Vía | The Verge

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández