Innovación

Elon Musk no es el único que quiere conectar inteligencia humana y artificial

elon-musk-y-otros-que-quieren-conectar-inteligencia-humana-y-artificial
Escrito por Lara Olmo

Aunque la idea de Elon Musk de integrar inteligencia artificial en el cerebro humano parece exclusiva, no es el único que está investigando en esta línea. Los proyectos actuales tienen fines médicos, aunque los planes van mas allá.

Hace unos días Elon Musk volvía a sorprendernos con una de sus iniciativas: conectar el cerebro humano con un sistema computacional para, entre otras cosas, hacerlo más inteligente y poder cargar y descargar pensamientos como si de archivos se trataran.

Se trata del proyecto Neuralink y, aunque suena a ciencia ficción, será materializable en cuestión de tiempo. De hecho Musk no es el único que está dando pasos para conectar la inteligencia artificial con la humana.

Los experimentos que se están realizando en esta línea se sustentan en la singularidad tecnológica, que no es más que ese momento en el que la inteligencia artificial superará a la humana. Analistas y gurús tecnológicos no terminan de ponerse de acuerdo con la fecha exacta en que este punto de inflexión llegará (entorno al 2040) pero todos coinciden en que lo hará y que consecuencias son impredecibles porque nunca antes en la historia se ha producido este fenómeno.

Pero volvamos al presente. De momento los proyectos como el de Musk van más encaminados a fines médicos y para luchar contra enfermedades como la depresión o la epilepsia.

Es el caso de la startup Kernel, fundada por un emprendedor de Silicon Valley con parte de lo que ingresó tras vender su anterior proyecto a Paypal por 800 millones de dólares. El cometido de esta empresa es desarrollar una nueva generación de “herramientas neuronales” basadas en hardware y software, que permitan al cerebro hacer cosas nunca vistas hasta la fecha.

Pero no sólo empresas nuevas se están interesando por la conexión cerebro-máquina. IBM están explorando un proyecto para analizar el cerebro durante las crisis epilépticas y así construir implantes que puedan detectar las convulsiones antes de que sucedan.

¿Es la inteligencia artificial sexista?

Los planes de estas empresas van más allá, ya que la idea es que los dispositivos instalados recopilen datos sobre el funcionamiento general del cerebro, para conocer mejor las enfermedades y así desarrollar nuevos tratamientos que las eliminen o mitiguen.

Los fines médicos siempre serán más convincentes para la población en general, y los cirujanos en particular, cuando hablamos de abrir cerebros para manipularlos e instalar tecnología en ellos. Aunque Elon Musk lo ve más como una cuestión de supervivencia, ya que opina que si queremos seguirle el ritmo a la inteligencia artificial el único modo de estar a su nivel será conectándonos con ella. Si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Bill Gates sigue preocupado por el avance de la inteligencia artificial

Vía | The Wired

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.