Innovación

Elon Musk: los humanos serán cyborgs… o no serán nada

elon-musk

La competencia desigual de las máquinas inteligentes nos obligará a ir más allá de nuestros límites naturales como seres humanos.

Que Elon Musk tiene una relación de amor-odio con la inteligencia artificial no es ninguna sorpresa. Si hace dos años decía que “el riesgo de que ocurra algo realmente peligroso con la IA está en el plazo de cinco años, como mucho 10″; ahora el fundador de Tesla y SpaceX cree que los seres humanos tendrán que convertirse en cyborgs para poder sobrevivir.

“Con el tiempo creo que veremos una fusión más intensa entre la inteligencia biológica y la inteligencia digital”, ha explicado Elon Musk durante su intervención en la World Government Summit celebrada en los Emiratos Árabes Unidos. Un fenómeno motivado por el creciente desarrollo de las capacidades de machine learning y procesamiento paralelo de las máquinas, una tendencia que culminará en dispositivos que nos obligarán a ir más allá de nuestros límites naturales para competir “contra algo más inteligente que el humano más listo en la Tierra“.

Como ejemplo de esta desigual lucha entre humanos e inteligencias artificiales, Musk ha puesto de ejemplo el sector del transporte. “El coche autónomo afectará a muchas personas que tienen empleos relacionados con la conducción, seguramente sea el sector que más trabajo genera. Tenemos que averiguar nuevos roles para los ciudadanos, porque el cambio va a ser muy perjudicial y muy rápido”, ha explicado el visionario. En esa misma línea, un reciente informe de la Casa Blanca ya hablaba de que la inteligencia artificial amenaza 3 millones de empleos en el sector transporte de EEUU.

¿Tienen miedo los españoles de la inteligencia artificial?

No hablamos de convertirnos en una especie de Terminator o Iron Man (algo que sí pretende lograr Mark Zuckerberg, en una mezcla de ensoñación, ciencia y ficción que no sabemos si será algún día realidad), sino de dotarnos de una conexión de gran bando de ancha con sistemas informáticos que compensen lo limitado de nuestras líneas de entrada y salida de información (voz, escritura, oído, etc.)

¿Cómo será esa conexión humano-máquina? Elon Musk no ha concretado nada en esta ocasión, pero anteriormente ya ha propuesto una interfaz cerebro-ordenador mediante un ‘cordón neural’: término traducido literalmente del inglés que vendría a representar una suerte de malla que se colocaría en nuestro cerebro y que dotaría de capacidades digitales (desde realidad aumentada hasta potencia de cálculo adicional) directamente a nuestras neuronas. Una idea todavía muy peregrina… pero nunca se sabe si será una opción viable en próximos cursos cuando la ciencia neurológica haya avanzado lo suficiente.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.