Innovación

El transporte del futuro en Tel Aviv

Escrito por Martin Cattaneo

Un nuevo tipo de sistema de transporte público está siendo desarrollado conjuntamente por la NASA y SkyTran para revolucionar el tránsito en las grandes urbes.

Mientras que el transporte público genera muchos beneficios para la población de las ciudades, su desarrollo a la par del crecimiento de la población también está generando considerables problemas en forma de congestión, impacto ambiental, pérdida de productividad, desgaste de los vehículos y, en general, una creciente lista de costes. Una nueva forma de transporte está surgiendo pocos días después de que Hyperloop fuese presentado, su nombre es SkyTran y tiene como objetivo revolucionar la forma en la que nos movemos por las grandes ciudades aprovechando al máximo el espacio aéreo inutilizado, algo ya visto en multitud de películas de Hollywood.

Skytran se concibe como una estructura de raíles sustentada por pilares sobre la cual circulan cápsulas de aluminio ancladas a la red por una suerte de levitación magnética cuyo tránsito es dirigido y monitorizado de forma automática por un sistema de control central. La disponibilidad de estas cápsulas de transporte, que alcanzarían una velocidad máxima superior a los 60km/h y contarían con una capacidad máxima de dos pasajeros, sería continua y bajo demanda siendo éstas solicitadas para su uso a través de un servicio web o una aplicación móvil. Algo aparentemente tan simple y conveniente como introducir tu ubicación a través de tu smartphone para después añadir tu destino. La cápsula te transportará hasta ese punto exacto. Se acabaron las paradas innecesarias y por supuesto los atascos, nos olvidaremos de las esperas eternas en andenes atestados.

La tecnología detrás de SkyTran es respetuosa con el medio ambiente, se alimenta a través de energías renovables como la solar, mediante paneles instalados en las cápsulas, o la eólica. Así sería cómo SkyTran se integraría en las ciudades:

Este innovador concepto de transporte será testado en un futuro en la ciudad de Tel Aviv según fuentes de la propia compañía.

 

Sobre el autor de este artículo

Martin Cattaneo