Innovación

El proyecto Red Dragon, un billete de ida y vuelta a Marte

red-dragon-landing-mars
Escrito por Rafael Claudín

Los ingenieros de la NASA han logrado convertir la cápsula Dragon, utilizada para proveer de suministros a la EEI, en una flamante Red Dragon, capaz de aterrizar en la superficie marciana.

Los nuevos, y abundantes, proyectos para poner al hombre en Marte no suelen contemplar la idea de traerlos de vuelta. Demasiado complicado y demasiado costoso como para planteárselo si quiera. Sin embargo, un grupo de científicos ha presentado el proyecto Red Dragon, que podría llevar al hombre al planeta rojo en un viaje de ida y vuelta que podría tener lugar a principios de los años 20 de este siglo.

Los científicos han “trucado” una cápsula Dragon de la compañía SpaceX, que sería llevada a lo más alto con el cohete Falcon Heavy de la misma compañía. La cápsula modificada, ya no Dragon sino Red Dragon, es capaz de realizar la entrada en la atmósfera marciana usando sus propulsores, descender y aterrizar en su superficie. Además, la Red Dragon incorpora un Mars Ascent Vehicle (MAV) y un Earth Return Vehicle (ERV), con los que en principio llevaría las muestras recogidas en Marte de vuelta a casa.

El proyecto es el resultado de años de estudio de una docena de expertos en el Ames Research Center que la NASA tiene en Moffett Field, California. Sólo es un “estudio interno”, teniendo en cuenta además que la NASA no ha anunciado, aún, un programa específico para poner en práctica los hallazgos de los investigadores. De hecho, incluso los propios científicos eran escépticos respecto a sus posibilidades.

Una cápsula doméstica para el espacio profundo

Así, Lawrence Lemke, ingeniero de la Mission Design Division de Ames, señaló en declaraciones a Space.com que al principio no las tenían todas consigo. “La historia del vuelo espacial está llena de sugerencias para utilizar una nave diseñada para operar en el entorno cercano a la Tierra para operar en un entorno de espacio profundo. Normalmente, acaba siendo una idea terrible después de que hayas profundizado en los detalles de ingeniería, son tantas las modificaciones que a menudo hacen falta  que es mejor empezar un diseño desde cero”.

El hecho de que hayan sido capaces de concebir modificaciones factibles sobre la cápsula Dragon abre la puerta a su uso una vez que la cápsula haya terminado con las misiones de abastecimiento de la Estación Espacial Internacional que tiene contratadas con la NASA. Y ahora que se conocen estos resultados, es factible que la NASA se plantee una misión de estas características hacia el 2022, que parece el año más probable para llevarla a cabo.

Además de ser un hito similar al de Neil Armstrong en la Luna, llevar al hombre a Marte y traerlo de vuelta a casa en un vehículo de estas características tendría otras ventajas para la exploración marciana. En efecto, los astronautas podrían explorar hasta 2 metros de profundidad, al menos, el subsuelo de Marte, lo que podría arrojar luz sobre la posibilidad de vida pasada en el planeta rojo.

Imagen: SpaceX

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.