Innovación

El Mundial de Fútbol 2022 en Qatar estará libre de arena gracias a la impresión 3D

Impresoras 3D en el Mundial de fútbol

Un equipo de la Universidad de Qatar está usando la impresión 3D para comprobar la idoneidad de los estadios del Mundial de Fútbol 2022 frente a la arena, el polvo o el calor.

Científicos de la Universidad de Qatar están probando maquetas impresas en 3D de los estadios de fútbol que Qatar tiene en construcción para la Copa del Mundo de 2022 para ver si pueden soportar el complicado clima desértico de este país del Golfo. En ese sentido, y pese a que el campeonato se trasladó del verano al mes de noviembre, más frío en teoría, lo cierto es que las temperaturas en esa época siguen siendo muy sofocantes y las tormentas de arena y polvo son una constante a lo largo de todo el año.

Por ello, y porque Qatar pretende utilizar estos estadios a lo largo de todo el año una vez pase el torneo, el equipo del profesor de ingeniería Saud Ghani, está tratando de testar si los diseños de los estadios están preparados para estos objetivos. Entre otras variables, los científicos quieren comprobar cómo afecta la aerodinámica y la forma de las instalaciones a la hora de que se introduzca el viento y el calor en el interior del estadio.

Las miniaturas de los estadios, impresas en 3D, tardan en torno a un mes en ser fabricados con todo lujo de detalles, tras lo cual se colocan en un túnel de viento lleno de humo. En este entorno, unos rayos láser rastrean el diseño para medir las turbulencias en el interior de la edificación.

Por el momento, los expertos ya han descubierto que el impacto de las tormentas de arena se puede mitigar en gran forma subiendo o bajando la altura del estadio unos pocos metros, en función de cada instalación. La idea, según recoge Reuters, es imitar el funcionamiento de los coches descapotables, de modo que el aire sobrevuele el estadio pero no se arremoline en su interior, dejando caer partículas de polvo y evitando que se disipe el calor.

El gobierno de Qatar ya ha anunciado que, al menos, cinco de los ocho estadios en los que se jugarán partidos de la Copa del Mundo 2022 deben construirse o renovarse por completo, con un coste estimado de 8.000 a 10.000 millones de dólares.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.