Innovación

El Gobierno aprueba 19,5 millones en ayudas a ‘smart buildings’

Municipios de más de 200.000 habitantes en Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña y Galicia competirán para tener uno de los seis proyectos piloto de edificios inteligentes propuestos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Los viernes son días para estar atentos a las buenas (o malas) nuevas que llegan desde La Moncloa. Y es que, entre crisis independentistas, también hay tiempo para seguir dando pasos hacia un futuro más digital. Incipientes y tímidas medidas como la subvención de 19,5 millones de euros anunciada hoy para proyectos piloto de ‘smart building’.

El objetivo del Ejecutivo de Mariano Rajoy es poner en marcha al menos seis proyectos piloto de Edificios Inteligentes dentro del Plan Nacional de Territorios Inteligentes. Todos los municipios de más de 200.000 habitantes de Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña y Galicia podrán solicitar formar parte de esta iniciativa… siempre y cuando pongan a disposición de la convocatoria al menos 150 edificios, en los que se instalarán nodos de tecnología IoT (Internet de las Cosas).

Esta medida, que ejecuta la entidad pública empresarial Red.es, será cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y los propios ayuntamientos beneficiarios hasta un máximo de 30 millones de euros, centra su objetivo en el desarrollo de “actuaciones dirigidas al tratamiento de los edificios como objetos internos de la ciudad inteligente y a su integración en la misma”, indica el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital en un comunicado oficial.

Bajo esta genérica definición, el Gobierno entiende como objetos internos los aeropuertos, estaciones de ferrocarril y de autobús, puertos, edificios públicos (museos, dependencias municipales, polideportivos, colegios, mercados, entre otros), edificios singulares e históricos, edificios de viviendas, etcétera.

En el modelo previsto, los edificios se integran en la ciudad inteligente como un nodo IoT (Internet of Things). Los edificios aportarán a la plataformas de smart city datos sobre los niveles de contaminación atmosférica a diferentes alturas, acústica o del agua; información meteorológica como velocidad del viento, temperatura, humedad o pluviometría; información de consumos de servicios como energía eléctrica, agua, gas o gasoil; información de la energía producida o las capacidades de almacenamiento, entre otros.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.