Innovación Startups

El futuro de las startups está en la nube

futuro startup nube
Escrito por Ana Muñoz

En el sector de las startups tecnológicas hay una máxima: evolucionar o morir. En este campo, los servicios en la nube son fundamentales cuando una compañía quiere escalar y, de entre todos los sistemas que existen, Amazon Web Services es uno de los más populares.

La nube permite a estas compañías buscar una solución rápida y económica que les permita responder mejor a la demanda, optimizar sus recursos y mejorar el servicio que ofrecen.

De hecho, los sistemas cloud permiten a los emprendedores desarrollar y desplegar ideas de forma fácil y rápida con una exigencia infinitamente menor que si hubieran tenido que montar su propio centro de datos.

Nada está lo suficientemente bien hecho. Te sirve durante un tiempo, pero luego tienes que reinventarte”, explica Eduardo Cruz, CEO y cofundador de Qustodio. Esta compañía que desarrolla software de protección parental a nivel mundial crece a un ritmo de un 250% cada año y ya cuenta con cuatro millones de dispositivos conectados a su plataforma. “AWS no vende tecnología, vende solución a través de servicio”, destaca el directivo.

Para Wallapop, una de las claves a la hora de subirse a la nube es saber dar el paso en el momento adecuado. “No ser lo suficientemente rápidos hubiera implicado haber muerto a los 5 ó 6 meses. La rapidez era lo que necesitábamos”, señala David Muñoz, CTO de la compañía. Esta velocidad de maniobra les ha permitido, entre otras cosas, que en menos de dos años la compañía pase de tener 3 a 100 empleados.

Por su parte, David Fernandez, director de Desarrollo de Negocio de Inbenta, cree que una de las principales necesidades de su empresa era la flexibilidad, una cualidad que AWS cumplía a la perfección. “Estar creciendo es como si subieras una cuesta a fondo con tu bici y, aunque ésta sea genial, a poco que se frene la rueda cada movimiento te cuesta más. Nosotros teníamos que quitar esos frenos y, por eso, había que migrar todo a AWS sin pensarlo”, explica el directivo.

Y es que Amazon Web Services no es una propuesta de todo o nada. La compañía ofrece una solución flexible que se adapta a las necesidades de cada cliente. “Puedes utilizar las piezas que tú quieras en la escala y el momento que necesites”, destaca Carlos Sanchiz, arquitecto de Soluciones Senior de AWS. Así se aseguran que las empresas que les contratan no morirán de éxito.

Otra de las partes principales a la hora de contratar un servicio en la nube es la seguridad. Los casos de robo de información personal, como el de hace un par de años a iCloud, están a la orden del día. Por eso, es necesario que estos sistemas estén lo suficientemente protegidos para que los clientes de las distintas plataformas no se vean afectados.

El 70% del tráfico en Internet pasa por Virginia del Norte

“Para Amazon la seguridad es el número uno, por eso es el objetivo fundamental cuando diseñamos la plataforma”, explica Sanchiz. En este sentido, su sistema cuenta con controles biométricos y accesos controlados para que sólo entre el personal encargado del mismo. Ahora bien, funcionan en un modelo de seguridad compartida: AWS se encarga de la “seguridad del cloud” y los clientes son responsables de la “seguridad en el cloud”.

Además, monitorizan toda la red para que los usuarios no puedan utilizar el servidor de forma ilegal. Incluso, pueden llegar a bloquearlo en caso de que consideren que se está realizando una actividad ilícita.

El problema es crecer

A pesar de ser tres compañías con distintos objetivos y modelos de negocio, coinciden en que el problema en España no es emprender, es crecer. “El tópico es que cuesta emprender, y mucho más en España. Nosotros intentamos entrar en EEUU porque lo que vende todo el mundo es que es facilísimo y no es así. Cuesta igual o más”, explica Wallapop.

En este sentido, Qustodio critica la falta de flexibilidad de nuestro país a la hora de emprender. “La máxima de la legislación española es que si no está legislado está prohibido. Y ahora, con todas las cosas nuevas que hay relacionadas con el mundo de los drones y la automoción, es necesario que se legisle correctamente”, señala Qustodio.

“Este tipo de barreras no te las cuentan y están presentes durante todas las etapas de tu negocio”, afirma Inbenta.

De la misma forma, los tres opinan que otro de los grandes problemas con los que se encuentran las startups en España es la financiación. “El talento en España se marcha porque falta gente que se crea que tu negocio tiene futuro. Si quieres financiación, tienes que marcharte”, incide Wallapop.

Conseguir un crecimiento constante es un reto para cualquier startup pero, si además tienen que lidiar con problemas de regulación o financiación, la cuesta se hace cada vez más difícil de subir.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.