Innovación

“El futuro de África depende de la ciencia y la innovación”, advierte el Foro de Davos

Desde Davos reclaman que aumente la inversión nacional y extranjera en la ciencia africana como forma de resolver sus problemas económicos, sociales y sanitarios desde el propio continente.

África tiene menos de 100 científicos por cada millón de habitantes y necesita aumentar esta cifra al promedio mundial de 800 investigadores por millón para garantizar un futuro mejor para ese continente y sus gentes. Una misión titánica para la que habrá que formar a millones de científicos, técnicos e ingenieros en los próximos años, con el consiguiente coste financiero que deberá afrontarse.

No lo decimos nosotros, ni tan siquiera la lógica: lo afirma el Fondo Económico Mundial, congregado estos últimos días en la ciudad de Davos: “De la urbanización a la agricultura, del cambio climático a las pandemias, África necesita ciencia, tecnología e innovación para asegurar un futuro próspero y sostenible“. Este mismo organismo defiende que “el continente debe revertir urgentemente la fuga de cerebros de sus talentosos investigadores y aumentar su educación y experiencia, de modo que los problemas de África puedan ser resueltos por su propia población“.

Países como Sudáfrica, Nigeria, Egipto y Túnez ya están adoptando esta filosofía para incorporar la ciencia y el I+D en su concepción de futuro. Asimismo, Kenia es un ejemplo para el Fondo Económico Mundial por la mayor cantidad de fondos que está destinando a estas áreas; al igual que Argelia, nación que ha desarrollado una ambiciosa estrategia que ha permitido pasar de 12.000 publicaciones científicas en 2008 a más de 45.000 en 2015.

Un nuevo fondo de inversión

Uno de los principales problemas para el desarrollo de la ciencia en Áfria es la falta de financiación adecuada: de media, los países africanos siguen invirtiendo un modesto 1,3% de sus presupuestos totales en I+D. Es por ello que el WEF ha anunciado la creación de la Coalición para la Investigación y la Innovación (CARI), una alianza de líderes científicos africanos y financiadores internacionales que ayudará a catalizar toda la inversión extranjera en África y fomentar la colaboración transfronteriza (esencial en un continente en el que los países comparten desafíos similares, como las enfermedades infecciosas, pero rara vez trabajan juntos en ellos).

El destino de África está en manos de sus científicos, pero deben tener más recursos y apoyo para tener éxito. Identificaremos oportunidades y elaboraremos un ‘roadmap’ y un plan de negocios para hacer valer la inversión, lista para su lanzamiento en 2018″, afirma desde el Foro Económico Mundial.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.