Innovación Startups

El día a día de ‘Burger King en casa’ se maneja desde Cáceres

Un spin off de la Universidad de Extremadura, Homeria Open Solutions, es la encargada del software que da vida al reparto a domicilio de Burger King en nuestro país.

Corría el año 2012 cuando Burger King comenzaba a hacer sus primeros pinitos en el reparto a domicilio de sus hamburguesas dentro de nuestro país. La popular cadena lo hizo en Cáceres, localidad que no fue escogida en absoluto al azar: se trata de una localidad pequeña, fácilmente monitorizable, en un entorno controlado en caso de error y que, además, presenta una distribución de la renta bastante homogénea respecto a otras ciudades de mayor tamaño. Pero, además, Cáceres se guardaba otro as bajo la manga: la compañía encargada de diseñar el sistema tecnológico para el ‘delivery’ tiene su casa en esta ciudad extremeña de apenas 95.000 habitantes.

Se trata de Homeria Open Solutions, un spin-off surgido de la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura en el año 2008 y que, después de plantear distintas iniciativas relacionadas con el aprendizaje profundo y la analítica de datos (también con otras patas de menor vanguardia, como el diseño web o las Rich Internet Applications), encontró en Burger King el caso de uso perfecto para su tecnología.

Hamburguesas y albóndigas de insectos, el último grito en Suiza

Bajo la batuta de Juan Carlos Preciado y Fernando Sánchez Figueroa, Homeria diseñó un sistema que pusiera en común los intereses tanto de los magnates de la marca norteamericana como a los franquiciados (encargados de la producción y distribución última) y al equipo de teleoperadores responsables de los pedidos telefónicos y la atención al cliente (externalizado a Fitex-Ilunion, vecinos de de Homeria en el Parque Tecnológico de Cáceres). Todo ello con un panel de control sencillo, fácil de entender por personal no técnico y que fuera práctico en el día a día de los ajetreados restaurantes.

Desde sus diáfanas oficinas, más de una veintena de ingenieros se encargan del diseño, mantenimiento y mejora de esta aplicación. TICbeat ha podido ver la plataforma de Burger King en casa, caracterizada por una apariencia minimalista. En ella, los restaurantes reciben los pedidos de Internet y teléfono correspondientes a su área de influencia. Automáticamente son organizados por la zona concreta donde están los clientes, a fin de tratar de gestionar el mayor número de pedidos por cada viaje. Pero la clave es el tiempo: conforme se va dilatando en el tiempo un pedido (ya sea antes de entrar a producción o esperando el reparto), el sistema va cambiando el color de la orden hasta colorearse de rojo.

Los gerentes de cada local -al igual que los directivos de Burger King- tienen acceso a todas las estadísticas del servicio e incluso pueden programar informes que les ayuden a mejorar la calidad con que realizan sus repartos a domicilio. Por ejemplo, pueden comprobar sobre un mapa de calor las zonas con más pedidos (ajustando las acciones de buzoneo o cambiando el área de influencia) o cuáles han sido las incidencias en los últimos turnos, para aumentar el personal o reajustar sus procesos internos.

Igualmente, tanto Burger King como los franquiciados disponen de análisis personalizados sobre lo que pueden esperar en los próximos días. “Por ejemplo, si hace mal tiempo se sabe que los pedidos se disparan. Si hay partido de fútbol, también, aunque influye mucho si es en abierto o en pago. Además, hay diferencias entre las horas de mayor actividad entre el norte y el sur de España: se alarga mucho más en el caso de las regiones más al sur”, explica Preciado. Igualmente se sabe que la gran mayoría (80%) de los consumidores de la marca realiza sus pedidos a través de la app y la web. O que entre las hamburguesas más demandas destacan la Whopper, la Long Chicken y la Doble Cheese Bacon XXL.

El siguiente reto de Burger King pasa ahora por ir mejorando las recomendaciones que su servicio de reparto a domicilio ofrece a sus clientes. Hasta ahora se trataba de promociones a gran escala (coincidiendo con determinados eventos o aprovechando los días de mayor flujo, como los domingos), pero la marca quiere identificar mejor los patrones de consumo de cada usuario para adecuarse mejor a sus preferencias.

Quién diría que en Cáceres las reinas de la mesa han dejado de ser la torta del Casar o las migas, cediendo el trono a unas hamburguesas llegadas desde Estados Unidos…

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Rober Morales-Chaparro

    Muy buen artículo!

    Enhorabuena.

    Sólo puntualizar que fundamos la empresa en 2008, no 2009. Y que entre los trabajadores también hay muchos que no son ingenieros y también tienen labores importantes en el producto, seguro.

    Un saludo.

    • jmunozco

      Las hamburguesas son esos peladiños de carne que llevan tumorcillos y esas cosas, los despojos es lo que vende burguerking no?