Innovación

El Cold Atom Lab congelará la Estación Espacial Internacional

Escrito por Rafael Claudín

El laboratorio, que estará completado en el año 2016, convertirá la Estación Espacial Internacional en el punto más frío de todo el Universo conocido.

La NASA planea montar para el año 2016 un laboratorio en la Estación Espacial Internacional capaz de trabajar de forma estable en unas condiciones de frío hasta ahora apenas imaginadas. Su nombre es Cold Atom Lab o, como lo llamarán los astronautas antes de las cervezas del sábado, nevera atómica. Será, como indica la propia NASA, el punto más frío del Universo. Y lo tendremos en la puerta de casa.

El objetivo del laboratorio no es otro que permitir la realización de experimentos en una temperatura estable de cero absoluto, jamás lograda hasta el momento. Es, de hecho, la temperatura más baja posible, de aproximadamente -273 ºC e inalcanzable según las leyes de la termodinámica. Un gas sometido a semejantes temperaturas entrará en un estado cuántico, con efectos visibles a nivel macroscópico.

Una puerta al mundo cuántico

El primer proyecto del laboratorio será el estudio del condensado de Bose-Einstein, un estado de la materia en el que sus partículas alcanzan su estado fundamental, con el nivel mínimo de energía posible. Un estado cuántico con el que los científicos podrán jugar para estudiar las leyes cuánticas en un entorno real.

La baja gravedad de la Estación Espacial Internacional es clave para lograr el cero absoluto. Dado que en el experimento intervienen cintas magnéticas, encargadas de expandir el gas que forma el condensado, la gravedad de la Tierra les afectaría, exigiendo más energía en el proceso y haciendo más difícil el enfriamiento.

El condensado de Bose-Einstein será sólo un primer paso. Como señala Rob Thompson, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, “las mezclas de diferentes tipos de átomos pueden flotar juntas casi libres de perturbaciones, permitiéndonos realizar mediciones sensibles de interacciones muy débiles. Esto podría llevar al descubrimiento de interesantes y novedosos fenómenos cuánticos.”

Aunque la noticia publicada por la NASA está llena de “quizás” y “podría”, también incluye declaraciones como “Thompson cree que el Cold Atom Lab es una puerta al mundo cuántico”. Una idea casi tan estimulante como la de la nevera atómica. El proyecto aportará, en todo caso, evidencias reales de física cuántica que hasta ahora permanecían en un plano teórico.

El siguiente vídeo explica con más detalle los pormenores del proyecto:

Imagen: NASA

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.