Fintech Innovación

El BCE compara el ‘bitcoin’ con la burbuja de los tulipanes en el siglo XVII

bitcoin

El vicepresidente del Banco Central Europeo tilda de “instrumento de especulación” al bitcoin y rechaza que pueda ser considerado como una moneda real.

El fenómeno del bitcoin va camino de convertir en una moneda misma, con su cara y su cruz, la disputa que existe en torno a su adopción entre los distintos países y Administraciones. Mientras que la cara la representan naciones como Japón (que ya ha autorizado el uso de esta criptomoneda), Malta (cuyo primer ministro ha pedido a la UE “adoptar” esta divisa) o Rusia (que ha planteado ya una regulación para esta divisa virtual), la cruz la representan China (que va a suspender todas las operaciones basadas en bitcoin) y muy especialmente la Unión Europea.

En esa línea, el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) -el portugués Vitor Constancio- ha afirmado esta semana que el bitcoin no es más que “un instrumento de especulación ideal para aquellos que quieren invertir en alguno que puede subir o bajar un 50% en pocos días… pero para nada es una moneda”. Por ello, el mandatario también ha confesado que no ve al bitcoin ni a ninguna otra criptomoneda actual “como una amenaza para el Banco Central o la política monetaria, en absoluto”.

Las criptomonedas son una burbuja: ¿Qué vendrá después?

Hasta tal punto llega el convencimiento de Constancio de que el bitcoin no es más que pura burbuja que se atrevió, aprovechando que estaba en tierras holandesas, a trazar un curioso símil: “El bitcoin es como una especie de tulipán”, dijo el economista, en referencia a la burbuja especulativa que se vivió con esta flor en el siglo XVII. Conocida como ‘Tulipomanía’, se trató de la primera ocasión documentada de especulación financiera y se produjo debido a la aparición de distintas variedades de tulipanes, con colores muy diferenciados, que se consideraron exóticos y, por ende, más caros y exclusivos. A ello se le unió una bajada de la producción por distintas pestes y eventos extraordinarios que dieron como resultado un aumento de los precios de más del 500% en pocos años, comprándose y vendiéndose bulbos por el coste de una vivienda de la época.

Pero Constancio no es la primera persona que hace esta analogía en los últimos tiempos. El consejero delegado de la firma de inversión JP Morgan, Jamie Dimon, ya alertó de que el bitcoin “es un fraude” apelando a la misma escalada artificial de precios de los tulipanes. “Pero esta vez es peor incluso, no va a terminar bien”, afirmó. “Si tuviera un trader que operara con bitcoin, lo despediría inmediatamente”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Satoshi Nakamoto

    La desinformación sin lugar a dudas es el deporte olímpico de nuestros tiempos…

  • Jhon David

    cuanta ignorancia en este tema, comparan las manzanas con patillas, aqui les dejo el porque los bitcoins y los tulipanes son escenarios totalmente distintos, mientras mas gente quiera bitcoins y desconfien de la moneda habitual que imprimen descaradamente como simple papel, habra mas gente que confie en este sistema y crecera como la espuma, es por ello que las casas de la moneda de cada país empiezan a tener nerviosismo, aqui les dejo una parte del analisis de un buen articulo:

    “La “producción” de bitcoins también sigue una curva geométrica. La diferencia es que en este caso el multiplicador es menor que 1 (0,5). Aproximadamente cada cuatro años, según lo determina el protocolo, la velocidad a la que se generan nuevos bitcoins se reduce a la mitad. Una curva exponencial con un multiplicador de menos de 1 se conoce como una curva en decaimiento exponencial. El número de nuevos bitcoins no crece de manera explosiva, como lo hacía la tasa de nuevos bulbos de tulipán; de hecho, la producción de nuevos bitcoins disminuye y tiende a cero, que es exactamente lo contrario a lo acontecido durante la manía de los tulipanes.

    En resumen, la manía de los tulipanes era matemáticamente insostenible, porque la producción de tulipanes crecía exponencialmente mientras que el consumo de tulipanes estaba limitado por el número de seres humanos. Bitcoin, en cambio, determina un decaimiento exponencial de la cantidad de unidades nuevas a ser distribuidas entre los titulares de bitcoins. Estamos comparando manzanas con naranjas, o tulipanes con bitcoins. No es lo mismo, en absoluto”

    • ”Alberto Iglesias Fraga Periodista especializado en tecnología e innovación” yo lo flipo con gente como esta que especula para influenciar a la gente y que vendan sus bitcoins para luego ellos mismos comprar mas baratos como el JP Morgan. Nadie te da una base sólida para exponerte que es una burbuja, siempre cuentitos y chalauras políticas cuando a ellos son los primeros a los que les interesa. Hay que aceptar que habrá una época en la que el dinero no podrá ser físico y punto

      • albertoiglesiasfraga

        Por supuesto ‘Furby’, tengo todos mis ahorros esperando a que caigan los precios del bitcoin. Esa es mi motivación única, tengo todas mis esperanzas puestas en esta especulación. Para nada escribo porque sea mi trabajo y mi código deontológico contar lo que sucede, incluyendo lo que diga el señor del BCE. Por si no te has dado cuenta, el trabajo de un periodista (en este caso, el mio) no es estar de acuerdo o no con lo que sucede, sino contarlo. Lamento no estar a la altura de tus exigencias de posicionarme de tu lado (o del contrario). Y, por si quieres los argumentos a favor (y en contra) de que el bitcoin sea una burbuja, te animo a leerte las decenas de artículos (mios y de otros compañeros) en este mismo medio. De todos modos, gracias por ‘flipar’ conmigo y espero invitarte a una mariscada cuando me haga rico especulando con bitcoins.

        • esperemos que suban y puede que sea yo el que te invite