Innovación

El acelerómetro de nuestros smartphones podría ser nuestro próximo espía

Escrito por Redacción TICbeat

Investigadores de EEUU y de Israel aseguran que en este mecanismo está el futuro sustituto de las cookies de navageación.

Se habla estos días de los nuevos retos de la privacidad en el universo móvil. Uno de ellos es la readaptación de las famosas cookies a este nuevo entorno en el que la navegación es mucho más individualizada y geolocalizada y, por tanto, provee de información más delicada a quien la trackea. Pues bien, puede que ya no sea necesario encontrar un sustituto para las cookies: investigadores estadounidenses e israelíes creen que podría ser el acelerómetro de nuestro propio teléfono el que diera a los anunciantes todas las pistas que necesitan.

Científicos de la Universidad de Stanford y del Instituto Tecnológico de Israel aseguran que, pronto, los anunciantes y los gobiernos serán capaces de controlar nuestra navegación al identificar nuestro smartphone por su acelerómetro, el mecanismo que detecta hacia dónde giramos el teléfono y ayuda, por ejemplo, a voltear las imágenes en la pantalla.

Según ha explicado a Mashable uno de los responsables de la investigación, Hristo Bojinov, de la Universidad de Stanford, no existen dos smartphones con un acelerómetro totalmente idéntico. Cada uno de estos mecanismos posee pequeñas irregularidades y defectos que lo hacen único y, por tanto, identificable sin demasiada dificultad.

Así, se hace posible ubicar cada dispositivo que navega por Internet sin necesidad de recurrir a las cookies. Bojinov señala que la mayoría de las aplicaciones de su investigación irán destinadas, precisamente, a la identificación de dispositivos y al seguimiento.

Ahora que cada vez más sitios webs muestran a sus usuarios móviles cautelosos avisos sobre el uso de las cookies en sus páginas, esta investigación abre la posibilidad de que los visitantes de la web sean identificados sin saberlo, puesto que la mayoría de los navegadores ponen, por defecto, el acelerómetro de cada smartphone que accede a una web a disposición de su administrador. Y esta opción no deja demasiado margen al visitante, puesto que no hay ninguna configuración de privacidad que permita cambiar esto.

Aun así, queda aún bastante camino por recorrer. Hasta ahora, lo que han conseguido Bojinov y su equipo no pasa de permitir que una web recopile los datos de los móviles que acceden a ella depositando éstos sobre una mesa o superficie plana y girándolos durante un tiempo. De momento, solo esa web, construida específicamente para recoger los datos, los puede recopilar. Pero los responsables del estudio piensan que terminarán elaborando un script que pueda ser incorporado al código de cada sitio.

Lo que está cada vez más claro es que las cookies tienen los días contados. En algunos países, como Reino Unido, su uso en la navegación móvil está directamente prohibido, y Microsoft ya ha anunciado que se ha puesto manos a la obra en la búsqueda de un software que las sustituya.

Foto cc: fiano antonio

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.