Innovación

Edward Snowden crea una carcasa para iPhone que alerta si nos están espiando

Carcasa para iPhone diseñada por Edward Snowden

Tiene la forma y el tamaño de una carcasa de iPhone, pero en realidad se trata de un dispositivo que detecta toda las señales del smartphone y alerta si estamos siendo rastreados.

Para muchos es una paranoia colectiva, para otros es un temor más que fundado. El espionaje masivo por parte de los gobiernos a los ciudadanos a través de los smartphones no deja indiferente a nadie. Y, si eres de los últimos, hoy estás de enhorabuena porque Edward Snowden ha descubierto la mejor manera de evitar que nadie pueda rastrearnos a través de las radiofrecuencias que usan nuestros móviles.

La idea, gestada en la cabeza de Snowden y su amigo Andrew “Bunnie” Huang, consiste en una aparentemente simple funda de móvil, diseñada por el momento para iPhone. Un periférico más que, sin embargo, es capaz de monitorizar en tiempo real todas las señales que envía y recibe la antena interna del smartphone, lo que permite determinar si el dispositivo está transmitiendo datos que puedan poner en riesgo a su propietario.

Por ejemplo, pensemos en periodistas en zonas asediadas que, sospechen, están siendo objeto de espionaje por parte del gobierno local. Si las autoridades logran detectar su ubicación por medio de cualquier onda de radiofrecuencia (ya no sólo GPS, sino también redes 3G o 4G, WiFi…), el profesional podría verse expuesto a represalias injustificadas por hacer su trabajo.

Según Snowden, incluso aunque pongamos el smartphone en ‘modo avión’ y desactivemos todas las conectividades y la geolocalización, seguimos estando expuestos. “Se podría pensar que todas las ondas del teléfono están desactivadas y que es imposible que averigüen nuestra ubicación, pero la realidad es que todavía se está en riesgo”, ha explicado a Wired el polémico exanalista de la NSA norteamericana durante una presentación en el MIT Media Lab.

Carcasa para iPhone diseñada por Edward Snowden

Esta carcasa de seguridad tendría la apariencia de una funda con batería externa, con una pequeña pantalla monocolor en su parte exterior. Una pequeña sonda se introduciría en el interior del iPhone a través de su ranura para tarjetas SIM, insertándose en distintos puntos de los circuitos del teléfono. De hecho, para poder introducir este elemento, la propia tarjeta SIM debe retirarse de su posición natural y sería alojada en la propia carcasa.

Esta suerte de “serpientes” o cables inteligentes serían los responsables de leer todas las señales eléctricas de las antenas del teléfono, midiendo todas las emisiones de GPS, Bluetooth, WiFi y 3G/4G. Una vez que el dispositivo detecte actividad de alguna de estas ondas, alertará al usuario mediante mensajes de alerta o un sonido.

Huang también ha detallado que, en un futuro, la carcasa podría incorporar asimismo un botón que permita apagar el teléfono de forma automática en caso de que salte la alarma, para minimizar así el riesgo de rastreo o espionaje. Decimos en un futuro porque, por el momento, este sistema está aún en una fase muy temprana de diseño y ni tan siquiera existe un prototipo para su producción a gran escala.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.