Innovación

La economía del conocimiento y la innovación – entrevista

El MIT (Massachussets Institute of Technology) celebra cada año la conferencia emtech con el objetivo de analizar la innovación y su impacto en la economía a través de la revista Technology Review. Entrevistamos a su editor, Pedro Moneo, con motivo de la celebración de la edición de Málaga los días 26 y 27 de octubre, la primera vez que este evento se realiza fuera del campus del MIT.

Pedro Moneo (@pedromoneo), además de editar la versión española de Technology Review, es el fundador de Opinno, empresa que detecta investigadores en nuevas tecnologías para ayudarles a construir empresas, y que surgió con la intención de dar la vuelta a la tendencia que impide al mundo de la investigación tecnológica transformar los buenos resultados en ideas de negocio.

P. ¿En qué forma están afectando los cambios tecnológicos a la economía internacional?

R. Actualmente, todo parece indicar que más que una crisis temporal, lo que estamos afrontando es un cambio de modelo económico. España y muchos otros países tienen que darse cuenta de que la nueva economía en la que entramos ya de lleno, la economía del conocimiento, no entiende de fronteras, requiere más eficiencia, menos gasto, más velocidad, más innovación y más emprendimiento. Y todo ello no tiene sentido sin la incorporación de los avances tecnológicos de una manera eficiente y coherente.

Gobiernos y empresas deben asumir esta incorporación de una manera valiente e inteligente. Valiente porque tienen que atreverse a poner en práctica medidas de alto impacto e inteligente porque los cambios deberán aplicarse de forma que no comprometan la estabilidad del país o la empresa en cuestión.

En Emtech vamos a intentar retratar, de la mano de los mayores expertos y del MIT,  como será el mundo de dentro de 10 años a través de los principales cambios tecnológicos que estamos viviendo.

P. Se habla de innovación constantemente como la herramienta fundamental para que las organizaciones se adapten a los nuevos tiempos, ¿Cuál es vuestro análisis de la integración de la innovación en la industria española?

R. Hay muchos factores que hacen a una empresa o una idea innovadora, y la innovación es un proceso continuo que debe mantenerse a lo largo de todo el ciclo de vida de la compañía. Creo que el principal componente que un proyecto innovador necesita es talento. Y una empresa en la que la innovación sea realmente un aspecto transversal y fundamental de su actividad tiene que saber captar y mantener al mejor talento. En este sentido las empresas españolas todavía tienen camino por recorrer.

La innovación en España está fuertemente subvencionada y eso a veces la hace apartarse de los mercados. Pero creo que el paso más importante para que la innovación penetre bien en la industria española es que las grandes corporaciones aprendan a asumir mayor riesgo tecnológico y inviertan más en empresas externas.

Los mercados se están globalizando muy rápido y solo las empresas más innovadoras van a sobrevivir en un marco de competencia global, así que deberíamos darnos prisa para mejorar esta situación.

P. ¿Y en Latinoamérica?

R. Latinoamérica es una economía emergente, también en innovación. Con los años de bonanza económica ha llegado la aparición de una clase media de consumidores que ha animado mucho el crecimiento de empresas tecnológicas. También ha crecido la capacidad de inversión en I+D pública y privada. Con una población mucho más joven que la europea o la americana (10 años menor en media), los productos tecnológicos cuentan con una base de consumidores muy interesante.

P. Incorporar la filosofía de la Innovación en los procesos de trabajo implica modernizar las costumbres y las formas de trabajo tradicionales, ¿Qué implicaciones tiene esto en las grandes empresas?

R. Las empresas tienen que hacerse más ágiles y más eficientes. Eso implica reducir los intermediarios y automatizar procesos, pero también implica menos personas y mayor cualificación. Cuando el talento se convierte en la materia prima principal de una compañía, ésta tiene que aprender a atraerlo, fijarlo y cultivarlo.

Como he dicho antes, estamos afrontando un cambio de ciclo económico y, para sobrevivir en la nueva economía del conocimiento, la mayor parte de las empresas van a tener que tomar decisiones importantes y asumir grandes cambios. Y, mientras lo hacen, deben ser inteligentes e implantar esos cambios de manera que no quede comprometida su propia estabilidad.

P. ¿Qué busca el MIT trayendo un evento tan importante como Emtech a Europa por primera vez? ¿El desarrollo será diferente a los que celebra en su campus?

R. EmTech es el gran evento anual de Technology Review, la revista de tecnología más antigua del mundo especializada en el análisis de las tecnologías emergentes y de su influencia en el futuro. Esta revista es propiedad del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), su publicación de referencia, y celebra, desde hace once años, este evento en Boston.

Está en proceso de expansión internacional y ésta será la primera vez que llega a Europa. Emtech trae a España y a Málaga en concreto la oportunidad de formar parte de la red de principales polos de innovación del mundo.

En un momento en que cada día desayunamos con noticias sobre crisis y catástrofes, que España está, además, sufriendo de una manera especialmente intensa, Emtech representa un paréntesis de dos días (26 y 27 de octubre) para pensar en positivo sobre nuestro futuro, de la mano del MIT y los principales líderes tecnológicos del momento.

Queremos transmitir ese mensaje optimista y convertir a Emtech Spain en la cita anual donde las mejores mentes se juntan en España para trabajar por un futuro mejor utilizando la tecnología como herramienta.

TICbeat es media partner de emtech Spain y sortearemos una entrada con valor de 300€ entre nuestros lectores, para participar haz un tweet con los hashtags #EmTechSpain #entradaticbeat (en ese orden) haciendo mención al usuario @ticbeat entre los días 18 y 20 de octubre de 2011. El sorteo se celebrará el día 21 de octubre de 2011. TICbeat no se hace cargo de los costes de transporte y alojamiento. Lee las bases en este enlace.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo