Innovación

Drones ‘made in Spain’ contra la contaminación en China

negocio rentable drones

Estudiantes de la UPM proponen drones que se encargarían de recoger la contaminación, llevarla a una base central y procesar los residuos para crear objetos reciclados.

China es uno de los países del mundo donde los niveles de contaminación son más altos. Su industria intensiva y, en muchas ocasiones, sin los exigentes requisitos medioambientales de Europa y la alta concentración de habitantes en sus urbes, convierten a este problema en el mayor reto del Gigante Asiático de cara a los próximos años. Pues bien, la solución a este problema podría venir de un enjambre de drones diseñado en España.

Eso al menos es lo que piensan Alejandro Fernández, Diego Ortega, Sergio Pérez y Yajing Zheng, estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), quienes acudirán a la fase final de la competición mundial Tsinghua-Santander World Challenges of the 21st Century Program que se celebra en China (Beijing) en la segunda quincena de agosto.

estudiantes-upm

Y lo harán con su proyecto denominado “UrbanBees”, inspirado en el comportamiento de las abejas en la naturaleza. Así, mientras que las abejas salen a buscar néctar y lo llevan a la colmena para producir la miel, los drones que estos jóvenes proponen se encargarían de recoger la contaminación, llevarla a una base central y procesar los residuos para crear objetos reciclados.

De este modo, a la vez que se reduce la contaminación en las grandes ciudades, se usarán esos residuos para producir pequeños bienes que tengan utilidad para la vida diaria mediante el reciclado de los mismos como material para una impresora 3D que fabricaría los nuevos productos. En concreto, los estudiantes de la UPM han centrado sus miras en las partículas de polvo denominadas PM10, principalmente formada por metales, un “ingrediente” adecuado para las impresoras 3D.

Actualmente están trabajando en el prototipo real, condición necesaria para poder ganar la competición, y desarrollando al mismo tiempo los conceptos técnicos necesarios para que su idea se convierta en una realidad de la manera más eficiente. Por un lado, estudian las alternativas de comunicación entre la “colmena” y los drones; por otro existen varios mecanismos para la recogida de la contaminación por parte de los drones y por último, cómo adaptar las impresoras 3D que funcionan puramente con material metálico y ya existentes en el mercado al objetivo marcado.

En la competición no lo tendrán nada fácil, ya que participan grupos de universidades tan prestigiosas como Oxford, Cambridge, Imperial College, MIT, Berkeley, Harvard o Standford. Pero, sin duda, que su idea dará que pensar de cara a afrontar el acuciante reto de la contaminación en todo el mundo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.