Innovación

La digitalización, asignatura pendiente en la empresa española según Vodafone

Nace el Observatorio Vodafone de la Empresa

La compañía lanza su proyecto el Observatorio Vodafone de la Empresa para analizar las preocupaciones que rondan a compañías y profesionales. Con esta iniciativa ve la luz un estudio que analiza la digitalización en administraciones públicas y empresas y cuyos resultados demuestran que todavía queda mucho camino por andar.

Nace el Observatorio Vodafone de la Empresa, un proyecto ligado al fenómeno de la digitalización y que llega con la vocación de recoger preocupaciones reales de profesionales y empresas, y trasladarlas a los mejores expertos, con el fin de que puedan presentar su experiencia en un formato muy dinámico y único. La iniciativa cuenta con el apoyo de socios de la talla de Google, el Massachusetts Institute of Tecnology (MIT) o la Universidad de Harvard, que suman especialistas a la plataforma.

¿Cómo puede la digitalización reducir la brecha de género en las empresas?

Hoy, el Observatorio Vodafone ha aportado las principales conclusiones del primer estudio sobre el grado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas en España. Este informe, que recopila las encuestas realizadas a más de 2.000 empresas de todos los tamaños y a 400 Administraciones Públicas españolas -tanto central como autonómicas y locales-, muestra que por el momento, la transformación digital está en pañales en nuestro país. 

Menos de la mitad (46%) de las compañías con más de 100 empleados tienen un plan para abordar la digitalización, un porcentaje que desciende al 14% si hablamos de micropymes y autónomos y se queda en el el 19% en el caso de las pymes  Además, el 82% de los trabajadores por cuenta propia y micropymes y el 42% de las grandes empresas declaran no contar con trabajadores especializados en digitalización.

En cuanto a la inversión, han dotado de presupuesto para sus planes de digitalización el 50% de los profesionales y pequeñas empresas, el 53% de las pymes y el 72% de las grandes empresas, demostrando que el miedo a que se resienta el bolsillo es el principal freno de las compañías para acometer el proceso de digitalización. En el caso de las compañías más pequeñas otro freno es el desconocimiento de la oferta en el mercado de servicios orientados a mejorar este aspecto.

La digitalización sigue sin ser prioridad

Para las empresas de menos de 500 empleados, la digitalización no aparece siquiera entre sus cinco principales prioridades. Mientras que en mayor o menor medida, todos señalan la conectividad y la seguridad como aspectos fundamentales, el peso de tecnologías como el Internet de las Cosas, el Big Data o el Cloud Computing sigue siendo mucho menos relevante de lo que cabe esperar a estas alturas.

Por otro lado, una gran porción de las empresas no está usando las herramientas digitales en el desarrollo de la relación con el cliente y no se decanta por por mejorar su posicionamiento en buscadores o por desarrollar una estrategia de marketing digital: el 32% de las empresas de más de 100 empleados, el 42% de las pymes y el 44% de los profesionales y pequeñas empresas no contemplan el SEO en buscadores como herramienta para atraer a nuevos clientes.

¿Qué se espera del Big Data en 2017?

Las grandes empresas, con un volumen superior a los 500 empleados, otorgan mayor importancia a la digitalización, tienen mayor dotación presupuestaria para sus planes- aunque no necesariamente- y apuestan especialmente por la mejora de la ciberseguridad. La mayor diferencia con las empresas de menor tamaño es que conceden mucha más prioridad a la inversión en tecnologías como Big Data o IoT ·

En cuanto a las Administraciones Públicas, la digitalización ocupa la primera posición en la lista de preocupaciones de sus gestores, con un 27%, ya que creen que es fundamental para mejorar la relación con la ciudadanía. Por tipología, la preocupación es mayor en el caso de organismos relacionados con la Seguridad Social (40%), y las diputaciones, cabildos y consejos (33%). La seguridad (59%) y la conectividad (53%), como en el caso de la empresa privada, también son las principales áreas de inversión de las AA.PP y suponen sus principales prioridades.

De forma tímida, pero más potente que en el caso de las empresas, la mitad de las Administraciones Públicas dan importancia a tecnologías innovadoras como el IoT o los servicios en la nube. Por último, y con gran diferencia respecto a los anteriores, aparecen los temas relacionados con la analítica y el Big Data (19%).

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.