Innovación

El difícil presente de la innovación en España

En 2012, Alemania va a aumentar su presupuesto en innovación un 5%. En Francia, se destinarán 35.000 millones de euros al I+D+i. En España, como ha alertado hoy COTEC, una fundación que agrupa a varias empresas para la defensa de la innovación, la situación está muy lejos de esos parámetros y bastante más cerca de la catástrofe. La crisis está haciendo mella en la inversión en innovación y desarrollo, confluye el Informe 2012 sobre Tecnología e Innovación en España que  ha presentado la asociación, a pesar de que ahora mismo es cuando más necesario se hace apuntalar el ecosistema innovador como llave para salir de la crisis.

Tras diez años de fuerte crecimiento, los principales indicadores de I+D+i de España ha sufrido un frenazo. En 2010, la inversión en este campo 14.588 millones de euros en 2010 (el año analizado en el informe), una cifra muy similar a los 14.582 millones del año precedente. En términos totales del PIB, el gasto se ha mantenido en el 1,39%. A primera vista, los números no parecen malos, pero lo son. Suponen un crecimiento del 0,041% en 2010 y del -0,8% en 2009. Entre 2000 y 2008 se habían mantenido unas tasas de crecimiento medio anual desde el año 2000 hasta 2008 del 12%. No solo se ha ralentizado la inversión sino también la contratación. Teniendo en cuenta que los datos no son en tiempo real, las cifras podrían ser más dramáticas.

El informe señala que las empresas emplearon la bonanza económica para lanzarse a la innovación y al desarrollo, pero ahora están replegando velas. A futuro, se basan en los datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que demuestran que se ha contraído la inversión. Por ello, esperan que, aunque se ha seguido pensando en I+D, las cifras no crezcan en el futuro inmediato.

A las cifras se suma la visión de los expertos consultados por el organismo, que son muy pesimistas sobre la situación en la que se encuentra la I+D en España. La valoración del contexto ha caído a mínimos históricos y una media del 46% de los expertos consultados señalan que la situación ha empeorado.

Foto cc daviles

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico