Innovación

Las diez innovaciones que revolucionarán la sociedad del 2025

reuters
Escrito por Mihaela Marín

¿Cómo será el futuro en 2025? Mapas del ADN al nacimiento, medicamentos más precisos o incluso teletransportación son algunas de las previsiones de los analistas

En los próximos diez años nuestras vidas tendrán muy poco que ver con la realidad actual. Las conclusiones de un estudio realizado por los analistas de Thomson Reuters han desvelado diez predicciones sorprendentes que serán posibles como consecuencia de los descubrimientos científicos y de la innovación tecnológica. Para realizar el estudio los investigadores han establecido una clasificación de las primeras diez innovaciones más importantes analizando los datos globales relativos a patentes y a la literatura científica actual.

Los casos de demencia disminuirán

Las investigaciones que se realizan en el campo de las enfermedades neurodegenerativas tendrán un papel esencial en entender la variación genética humana. Los analistas afirman que este tipo de descubrimientos ayudarán a mejorar la detección y a encontrar los métodos de prevención en enfermedades como la demencia y el Alzheimer. Otro factor que influirá en el tratamiento preventivo de este trastorno será el envejecimiento de la población. Los médicos podrán intensificar sus investigaciones científicas a medida que los niños del boom de la natalidad se acerquen a su edad de jubilación.

El sol será la mayor fuente de energía

El informe señala que dentro de una década la energía solar se convertirá en una opción para la gran parte de la población. Los datos analizados que han llevado a estas conclusiones apuntan a un incremento de los métodos de recolección, almacenamiento y conversión que transformará la energía solar en la fuente de energía más importante del planeta.

“La energía termosolar y la solar fotovoltaica calentarán los edificios, el agua y proporcionará energía para los dispositivos de los hogares y oficinas así como para los edificios comerciales e instalaciones manufactureras”.

 

Una cura para la diabetes tipo 1

Hasta el 2025 los analistas estiman que será posible la prevención de diabetes tipo 2 y 1 con la ayuda de los avances en la ingeniería genética y un mejor conocimiento de las moléculas biológicas que aseguran la vida: ADN, ARN y las proteínas. Según el informe el desarrollo de una plataforma genómica activará las investigaciones sobre la modificación de los genes que provocan la diabetes. El acceso a la información genética que pasa de una generación a otra permitirá a los científicos encontrar los métodos de prevención desde el origen de la enfermedad.

Alimentos más sanos para todos

Actualmente el problema de la escasez de alimentos queda muy poco solucionado en muchas zonas del globo, pero los analistas de Thomson Reuters son más optimistas y después de consultar las fuentes de la literatura científica han llegado a la conclusión de que dentro de diez años es muy probable que nadie tenga que sufrir por la falta de alimentos. Según el informe, el avance de las tecnologías de iluminación y de las técnicas de imagen combinadas con el desarrollo de la modificación genética de cultivo crearán las mejores condiciones para los cultivos en espacios interiores. Se estima que el crecimiento de las especies vegetales usando tecnologías de iluminación LED de bajo consumo, además de proteger las plantas de posibles enfermedades, proporcionará suficientes alimentos para cubrir las necesidades a nivel global.

La electricidad pasará a los aviones

Los cambios se harán notados en los transportes también. El informe pronostica un futuro dominado por coches y aviones más inteligentes, ligeros y alimentados por baterías que les permitan recorrer distancias más largas. Las innovaciones que más influirán el paso a un transporte aéreo eléctrico serán el progreso de la ingeniería aeroespacial ligera y el desarrollo de baterías mejoradas. Pero tal como lo apuntan los investigadores del informe este nos será el único cambio:

“A medida que estos nuevos aviones puedan despegar y aterrizar en espacios más reducidos, sacarse la licencia de piloto podrá convertirse en el nuevo paso a la edad adulta del siglo 21”.

 

Un mundo digitalmente conectado

Dentro de diez años viviremos en un mundo donde habrá más cosas conectadas a la red que personas.

“El mundo digital que conocemos hoy parecerá simple y rudimentario en 2025. Si piensas que estamos electrónicamente dependientes ahora, todavía no has visto nada”, indica el mismo informe.

La red de dispositivos que forma el Internet de las cosas se extenderá desde casas y coches automatizados hasta aplicaciones suficientemente inteligentes para realizar las tareas sin la interferencia humana gracias al incremento de semiconductores mejorados, redes inalámbricas y tecnologías 5G.

Embalajes respetuosos con el medio ambiente

Los derivados del petróleo ya no serán una preocupación en el futuro. El plástico constituye todavía la materia prima en muchos sectores industriales y al mismo tiempo la principal causa de contaminación del medio ambiente pero según las opiniones recogidas por el informe este problema se eliminará dentro de una década. El progreso en la investigación de nanocompuestos biológicos y nanocelulosa hará posible el cambio del plástico por materiales biodegradables en la fabricación de envases. Los materiales derivados de la celulosa encontrarán aplicaciones en la mayoría de ramas de la industria que actualmente recurren al uso de materiales tóxicos extraídos del petróleo entre las cuales la alimentación, medicina, electrónica o los productos de consumo.

Desarrollo de medicamentos más precisos

El progreso de las investigaciones médicas ayudarán a mejorar la experiencia de los pacientes. Según las conclusiones de Thomson Reuters la medicina personalizada será un concepto adaptado a la realidad del futuro. Se estima que dentro de diez años las técnicas de biotecnología y la búsquedas científicas de la comunidad farmacéutica abrirán el camino hacia una nueva generación de terapias específicas en el tratamiento de las enfermedades. La principal novedad será la disponibilidad de medicamentos precisos capaces de reducir los efectos tóxicos en el caso de pacientes que padezcan de cáncer.

ADN controlado desde el nacimiento

El examen clínico del siglo 21 no se limitará a las típicas pruebas de sangre. Los avances de la nanotecnología y las tecnologías Big Data permitirán a los médicos detectar enfermedades desde el nacimiento. Se estima que dentro de diez años se podrá examinar el ADN de los niños recién nacidos usando nanodispositivos introducidos en el cuerpo.

“En 2025 las personas tendrán su ADN trazado desde el nacimiento y se comprobará anualmente para identificar cualquier cambio que pudiera indicar la aparición de alguna enfermedad autoinmunitaria”.

 

Más cerca de la teleportación

No será del todo posible pero hay muchas probabilidades de que la ciencia desvele pruebas sobre la teleportación cuántica. Lo que ayudará a explorar este campo desconocido será el avance de las investigaciones realizadas para entender la formación de partículas en el Gran Colisionador de Hadrones.

“Aunque en 2025 los humanos no podrán teleportarse a través del espacio, una inversión significativa destinada a investigar la teleportación cuántica permitirá hacerlo usando otras formas de energía”.

 

Todos los cambios previstos por Thomson & Reuters se basan en investigaciones científicas que están actualmente en fase de inicio, por lo tanto queda la posibilidad de que muchas de estas ideas estén más avanzadas dentro de una década. Eso sí, la aplicación en la vida real no será un proceso garantizado, sino que dependerá de un conjunto de factores que implicará todas las organizaciones de la sociedad con poder decisivo.

Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.

  • Omaldo Serna

    Impresionante

  • Juan Carlos

    Todo esto tiene en cuanta supuestos estudios actuales, pero no tiene en cuenta la voluntad humana. A veces el control para producir estas ideas están en las manos que no quieren hacerlo. No es para que estuviéramos ya en autos eléctricos según reportes anteriores? Eso no les conviene a quien tenga el control del petróleo.

  • Juan Carlos

    Otro punto es la tele-transportación. Sí, se ha logrado hacerlo de forma cuántica, pero hacer esto en el mundo de la física clásica es prácticamente imposible. Estos avances pueden traer mejoras quizás en las telecomunicaciones, pero de ahí a poderme ir al caribe en un instante es otra historia.