Innovación

Los diamantes de laboratorio fabricados con microondas ya son realidad

Científicos fabrican diamantes de laboratorio con un microondas

Científicos han sido capaces de desarrollar una opción ecológica y libre de conflictos para los diamantes al desarrollar estas valiosas piedras en el laboratorio a partir de microondas. Una alternativa sintética, más económica y sobre todo, más ética.

Los científicos están siendo capaces de crear diamantes sintéticos fabricados con microondas. No se trata de una imitación ni mucho menos, ya que poseen exactamente la misma estructura física y composición química que un diamante extraído del suelo. Salvo con máquinas, no podrían diferenciarse de los convencionales, pero sus ventajas se cuentan a puñados: carecen de las implicaciones éticas de los diamantes de sangre y su producción es mucho más económica.

Esta novedad podría revolucionar el mercado, especialmente teniendo en cuenta que de cada cuatro diamantes, uno de ellos ha sido explotado en zona de guerra, y vendida a la guerrilla para financiar armas y operaciones. Determinar qué diamantes están bañados de sangre resulta, por desgracia, prácticamente imposible, lo cual eleva otras posibilidades como esta alternativa de laboratorio.

Diamond batteries, diamantes que generan energía eléctrica con residuos nucleares

Estos nuevos diamantes sintéticos son fabricados en el interior de un horno de microondas industrial. En él es preciso introducir una ‘semilla de carbón’ que será estimulada mediante por gases pesados como el metano, y elevadas temperaturas. 

El diminuto fragmento se transforma en una bola de plasma dentro de la que los átomos de carbono se cristalizan y se acumulan a lo largo de varias semanas -habitualmente 10-, hasta que el proceso culmina en la creación del diamante, dotado de una estructura geológica idéntica a una piedra preciosa natural de este tipo, diferenciándose totalmente de variantes como la zirconita, conocida como ” el diamante de los pobres”.

Gracias a estas creaciones, el mercado de los diamantes fabricados en laboratorio está de forma lenta pero firme, brindando una opción más económica -son hasta un 40% más baratos-, respetuosa con el medio ambiente y más ética, por la que ya se decantan consumidores jóvenes y modernos. De hecho, una encuesta reciente revelaba que menos de la mitad de los consumidores norteamericanos de entre 18 y 35 años dijeron que preferirían un diamante natural.

Datos de Bloomberg apuntan a que en 2014 se fabricaron aproximadamente 360.000 quilates de diamantes cultivados en laboratorio, mientras que se extrajeron unos 146 millones de quilates de estas gemas naturales. Las previsiones apuntan a que en 2026 la opción sintética se disparará a 20 millones de quilates en circulación, impulsados por opciones como IIA Technologies en Singapur. Buena muestra del despegue es que grandes exponentes del mercado como Wal Mart y Warren Buffet ya invierten en esta nueva alternativa.

La industria del diamante de laboratorio no ha hecho más que empezar. Como afirma Vishal Mehta, CEO de IIA Technologies, “los consumidores de ahora están muy familiarizados y empatizan muy bien con los términos eco-friendly o conflict-free”. Es cuestión de tiempo que los diamantes limpios le ganen la partida a los manchados de sangre.

Fuente | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.