Innovación

Diagnóstico y soluciones para la I+D española, según el Informe COTEC

Rey_Informe_Cotec_20160513_12
Escrito por Marcos Merino

SM Felipe VI presidió el acto central de la Fundación COTEC con ocasión del Día de la Innovación. El Informe COTEC 2016, presentado durante el mismo, ofrece una radiografía de nuestro sistema de I+D… y consejos para sacarlo adelante.

Ayer sábado, en La N@ave (distrito de Villaverde, Madrid), Su Majestad Felipe VI presidía el acto central de la Fundación COTEC por el Día de la Innovación. Durante el mismo, y en presencia de la presidenta de políticos como la alcaldesa de Madrid y la ministra de Empleo, se presentó el Informe COTEC 2016.

Dicho documento se inicia con estos párrafos:

“España cerró 2015 con un notable avance en el crecimiento del PIB, prolongando así la tendencia de recuperación que se inició en 2014. [..] Desgraciadamente, los datos sobre educación e I+D+I, pilares fundamentales de la economía del conocimiento, no acompañan este dato para el optimismo, sino que ahondan más nuestra preocupación”.

Los expertos responsables de elaborar el informe señalan a lo largo del mismo algunas de las principales deficiencias estructurales de la I+D española:

  • La baja participación del sector privado en la ejecución de las actividades de I+D.
  • La falta de participación de los agentes financieros en la financiación de la innovación.
  • Los malos resultados de nuestro sistema educativo, sobre todo en lo que respecta a las altas tasas de abandono educativo temprano, y al bajo rendimiento en competencias básicas en alumnos de primaria y secundaria.
  • El desajuste entre la oferta del sistema educativo y la demanda del sistema productivo, que se manifiesta en la baja tasa de empleo de los recién graduados, y en la elevada tasa de sobrecualificación de los graduados en educación superior que sí poseen un empleo.

Pero el Informe COTEC 2016 también señala aquellos campos en los que es posible incidir para dignificar el sistema de I+D español:

  • Dotar a nuestro sistema universitario de una formación de alta calidad, excelencia científica, transferencia de conocimiento al sector productivo y proximidad al mercado laboral, además de convertirlo en cantera de emprendedores.
  • Apostar por la ciencia como medio para resolver los grandes retos sociales, dando continuidad a los avances logrados por la ciencia española durante los últimos 30 años.
  • Lograr una administración innovadora, que sea capaz de generar sinergias con el sector privado: la compra pública innovadora puede convertirse en un importante instrumento tractor de innovación.
  • Crear un entorno favorable a los emprendedores y a las empresas innovadoras, acelerando el crecimiento e internacionalización de las empresas de alto potencial y valorando los efectos sobre la innovación de cualquier iniciativa legislativa, priorizando las reformas que induzcan y faciliten comportamientos innovadores en la economía.

Imagen | © Casa de S.M. el Rey

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.