Innovación

Descubren un nuevo material mejor que el grafeno

Nuevo material mejor grafeno
Escrito por Óscar Condés

Silicio, boro y nitrógeno son los elementos que componen un nuevo compuesto que quitaría al grafeno la etiqueta de “material del futuro”.

Del grafeno ya hemos hablado largo y tendido en TICbeat, destacando sus múltiples propiedades como conductor térmico y eléctrico, resistente y elástico que le declaraban según todo los pronósticos como el “material del futuro”. Sin embargo, también destacábamos algunos de los problemas que se estaban produciendo en su desarrollo y que serían causantes de una implantación lenta. Incluso hace nada menos que cinco años ya os adelantábamos que su implantación real no llegaría hasta el 2024.

Pues bien, este hecho ha motivado que se abrieran otras vías de investigación para desarrollar nuevos materiales que puedan competir con el grafeno a nivel de propiedades y que sean más sencillos de producir. Y eso parece ser lo que ha conseguido una investigación realizada por un grupo de científicos que habrían descubierto un nuevo material que podría desbancar al grafeno de su papel como material milagroso.

La investigación ha sido publicada en la revista Physical Review B y se llevo a cabo con la colaboración de un grupo de investigadores de la Universidad de Kentucky en EEUU, la de Daimler en Alemania y el Instituto de Estructura Electrónica y Láser (IESL) de Grecia.

¿Cómo es el nuevo compuesto?

Se trata de un material de un átomo de grosor compuesto por silicio, boro y nitrógeno, todos ellos elementos ligeros, baratos y abundantes, que con una estructura muy similar a la del grafeno (con forma hexagonal) es bastante más resistente y estable. De hecho, los científicos responsables de la investigación dicen haber calentado el material hasta 1.000 grados centígrados sin que se rompiera.

Por otro lado, el hecho de incluir tres elementos hace posible combinar el material con el fin de adaptarse a diferentes aplicaciones más allá de lo que es posible con el grafeno. Además, éste presenta el inconveniente de que no es semiconductor (por lo que la industria tecnológica ha estado buscando soluciones que han ralentizado la implantación del grafeno), problema que no presenta el nuevo material.

Más información | Phys.org

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.