Innovación

Desarrollan una biotinta para imprimir córneas humanas en 3D

Escrito por Marcos Merino

Este avance podría ofrecer un suministro ilimitado de córneas para las 10 millones de personas que, en todo el mundo, requieren cirugía para evitar sufrir ceguera corneal.

Hoy en día, alrededor de 10 millones de personas en todo el mundo necesitan operarse para prevenir la ceguera corneal (como resultado de diversas enfermedades), mientras que otros 5 millones sufren ceguera total debido a la cicatrización de la córnea. La córnea es la lente externa transparente del ojo, la zona que atraviesa la luz antes de llegar a la retina: cualquier daño en esta zona puede distorsionar la visión o provocar ceguera.

Pero un grupo de investigadores de la universidad de Newcastle podría tener la solución para suministrar un número ilimitado de córneas a estos pacientes: su producción en masa mediante impresión 3D. Por ahora, han conseguido producir una ‘córnea humana’ imprimiendo círculos concéntricos de una ‘bio-tinta’ fabricada mediante la combinación de células madre de un donante con colágeno y alginato (materiales que ya se venían usando para la producción de miembros artificiales). Tras este proceso, que no dura más de 10 minutos, se deja que las células madre crezcan hasta crear una córnea teóricamente lista para transplantar.

Esta bioimpresora 3D diseñada por científicos españoles puede crear piel humana

“Muchos equipos de todo el mundo han estado buscando la bio-tinta ideal para lograr que este proceso sea factible”, explica Che Connon, director de la investigación y profesor de ingeniería de tejidos de la Universidad de Newcastle. “Nuestro exclusivo gel, una combinación de alginato y colágeno, mantiene las células madre vivas mientras produce un material lo suficientemente rígido como para mantener su forma, pero también lo suficientemente suave para ser expulsado por la boquilla de una impresora 3D. Esto se basa en un experimento anterior, en el que mantuvimos que mantener vivas células durante semanas a temperatura ambiente dentro de un hidrogel similar”.

El equipo de investigadores, que ya ha publicado su hallazgo en la revista Experimental Eye Research, también ha logrado que sus córneas artificiales puedan ser personalizadas según los requisitos de cada paciente: escaneando el ojo de un voluntario, pudieron usar los datos para imprimir una córnea con exactamente las mismas dimensiones.

Vía | The Independent

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.