Innovación

¿Cuánto cuesta poner en marcha una startup en España?

cuanto cuesta startup
Escrito por Ana Muñoz

En comparación con el resto de países europeos, poner en marcha una startup en España cuesta más de lo que parece. Y es que el camino es largo y costoso.

Una de las cosas que más afectan a los emprendedores españoles cuando se deciden a crear una startup es la complejidad burocrática. Nuestro país ocupa el puesto 33 en el ranking mundial que analiza las normas gubernamentales que regulan las empresas, elaborado por el Banco Mundial. De hecho, nos situamos por detrás de países como Polonia o Mauritania.

Abrir una empresa en nuestro país requiere el doble de trámites, así como tiempo empleado, que los países con altos ingresos de la OCDE. Sólo el papeleo puede suponer unos 4.000 euros de inversión, sin sumar costes como el local, o la contratación de personal.

Por otra parte se encuentra el tema de la financiación. Una vez superada la fase de las 3 Fs (Family, Friends & Fools), existen varias formas de sacar un proyecto adelante:

  • Venture Capital: Rama del capital riesgo que se enfoca en etapas más tempranas de negocio como las startups y que, en 2015, ha vivido una auténtica explosión – la inyección de recursos internacionales en proyectos emprendedores españoles ascendió a 395 millones de euros.
  • Business Angels: Inversores que aportan dinero, experiencia y contactos con el objetivo de obtener una ganancia futura. Su capacidad financiera para llevar a cabo inversiones suele oscilar entre los 25.000 euros y los 250.000 euros.
  • Crowdfunding: Opción muy atractiva para los emprendedores, permite elevar la inversión y el acceso al capital, a partir de un gran número de inversores, a través de Internet.
  • Créditos online o préstamos sin pasar por el banco: Las plataformas de crédito, como Spotcap, han simplificado enormemente el proceso para obtener una línea de crédito, mediante aplicaciones rápidas, préstamos casi instantáneos e intereses más bajos. Estas compañías emplean tecnología que evalúa los datos reales del negocio ayudando a las pymes a hacer crecer sus negocios.

Ciudades para emprender

Si hay cuatro ciudades en las que una startup debería poner el foco para emprender esas son Berlín, Barcelona, Londres y Amsterdam.

La capital alemana sigue siendo uno de los lugares más atractivos para emprender y, aunque de momento no tiene el músculo financiero de Londres, tiene el resto de ingredientes para convertirse en el hub europeo de las startups.

Por su parte, Londres es uno de los pocos sitios que le planta cara a Silicon Valley. Especialmente en tecnología, ya que la Tech City es un organismo que invierte cada año 50 millones de libras para atraer a nuevas startups.

Barcelona se ha colado en este ranking y se ha convertido en una de las grandes impulsoras de startups en nuestro país.  En la actualidad, alberga más de 200 startups tecnológicas en áreas como el B2B, juegos, comercio electrónico o turismo y viajes.

Por su parte, Amsterdam es conocida internacionalmente por su creatividad, así como por ser la mayor plataforma mundial de cambio de divisas, muy atractivo para las compañías TIC de todo el mundo. Según los datos de la UE, la tasa de emprendimiento de Holanda supera en un 6% al resto de países de Europa.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.