Innovación

Cualquier cámara 2D podrá sustituir a Kinect

pseudokinect
Escrito por Marcos Merino

Investigadores de Microsoft logran resultados similares al del complemento de la Xbox añadiendo LEDs infrarrojos a cámaras de smartphones y webcams.

Este año, Microsoft ha apostado fuerte por la conferencia SIGGRAPH. A lo largo de la misma se han presentado varias investigaciones y proyectos en los que ha participado la división de I+D de la compañía: desde el algoritmo capaz de extraer sonido de las vibraciones de una bolsa de patatas en un vídeo mudo, a la supresión de los temblores de los vídeos grabados en movimiento. Ya hemos hablado en TICbeat de ambos proyectos antes, pero faltaba hablar de un tercero, que destaca además por su potencial aplicación comercial: convertir cámaras 2-D estándar (como las de las webcams, o las integradas en los smartphones) en dispositivos de funcionalidad equivalente a un Kinect (captar los movimientos del usuario para reflejarlos en las acciones de un personaje de videojuegos).

Los investigadores de Microsoft Research han decidido apostar por realizar pequeños cambios en el hardware de las cámaras 2D tras constatar que la adopción de las de 3D jamás superaría el empuje de aquellas que vienen incorporadas en móviles, tabletas y portátiles. Así, apuestas por instalar varios LED infrarrojos alrededor de la cámara, para poder iluminar la escena sin interferencias de posibles fuentes de luz cercanas.

pseudokinect2

Estos cambios de hardware están destinados a dotar a cualquier cámara de funciones de detección de profundidad, constituyendo así una mejora notable en términos de coste y eficiencia energética frente a dispositivos como el mencionado Kinect, al que se acerca bastante en lo que respecta a la fiabilidad de su detección de movimientos. Eso no significa, ni mucho menos, que el invento esté refinado: los bordes de la imagen, así como las superficies reflectantes, siguen siendo un obstáculo. Además, la modificación introducida impide recoger al mismo tiempo imágenes en color.

Pero los investigadores de la compañía de Redmond están trabajando también en eso; y por ahora tienen entre manos una tecnología sencilla de implementar, basada en dispositivos que ya cuentan con una enorme difusión, y que ha demostrado su buen funcionamiento en distancias cortas. Oficialmente, ello no significa que tengan pensado olvidar la tecnología Kinect, a pesar de que han empezado a vender una versión de Xbox One sin dicho gadget.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.