Innovación

Hurtigruten será la primera compañía de cruceros impulsados por biogás líquido

Hurtigruten será la primera compañía de cruceros impulsados por biogas líquido

El operador noruego de cruceros Hurtigruten apuesta por el turismo sostenible y anuncia que está en camino a la neutralidad de carbono, gracias al curioso aprovechamiento que hace de los peces muertos.

Los cruceros son una fuente inmensa de gases de efecto invernadero y contaminación ambiental, algo que potencia todos los males ligados al cambio climático, desde la subida del nivel del mar a la acidificación de los oceános, el calentamiento global o el aumento de los desastres naturales, por lo que algunas compañías buscan soluciones para ser más sostenibles y respetar en mayor medida al medio ambiente.

Ahora, la compañía noruega Hurtigruten quiere aprovechar las sobras de la gran industria pesquera del país para generar junto con otros residuos orgánicos un tipo de combustible denominado biogás líquido que abastecerá de energía a los buques, evitando el empleo de combustibles fósiles como el petróleo o el carbón. “Lo que otros ven como un problema, lo vemos como un recurso y una solución”, afirmó en declaraciones a la AFP el director ejecutivo de la compañía, Daniel Skjeldam.

El biogás -conocido por su maloliente aroma- es el producto de diversos gases, principalmente metano y dióxido de carbono junto con pequeñas cantidades de sulfuro de hidrógeno, que se producen cuando la materia orgánica se descompone sin oxígeno. El resultado final  puede ser purificado y luego licuado, creando biogás líquido. Esta fuente no sirve para todo el sistema de abastecimiento de combustible y se genera dióxido de carbono en su proceso de creación, pero contamina en proporciones mucho menores que los combustibles fósiles tradicionales. 

Noruega quiere construir el primer túnel de barcos a escala real

En la actualidad, Hurtigruten también está invirtiendo en seis barcos nuevos que funcionarán con biogás, además de baterías y gas natural licuado. El plan de la compañía europea, con 125 años de trayectoria a sus espaldas y que posee 17 cruceros, es ser totalmente neutral en cuanto al carbono para el año 2050. Por otra parte, también está prohibiendo los plásticos de un solo uso para incrementar su sostenibilidad.

Según un portavoz de la compañía, el primer barco podría estar listo en 2019, un anuncio realizado después de que un capitán de un crucero de P&O en Estados Unidos fuera multado con 100.000 euros por quemar combustible que contenía azufre por encima del límite legal europeo. Ser “la línea de cruceros de expedición más grande del mundo … conlleva una responsabilidad”, dice Skjeldam. Por su parte, Noruega también tiene un objetivo de cero emisiones para 2026 para los cruceros que surcan las aguas por sus hermosos fiordos.

Imagen | Hurtigruten

Fuente | Science Alert

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.