Innovación

Crean un músculo sintético para robots capaz de levantar 1.000 veces su peso

robot musculo artificial

Si la mente de los robots te asusta, prepárate para lo que viene ahora: han creado un músculo sintético capaz de levantar mil veces su peso, un paso más cerca de los robots humanoides.

Un grupo de científicos de la Universidad de Columbia han creado un músculo blando sintético capaz de levantar hasta 1.000 veces su peso. Gracias a la impresión 3D, el músculo artificial se contrae y expande como uno biológico, solo que con una fuerza notablemente superior.

Gracias a una corriente eléctrica, el músculo sintético se expandía 9 veces su tamaño normal; su enorme fuerza se debe a su densidad de deformación 15 veces superior al de un humano.

Los avances del software que rige la mente de los robots son increíbles; ¡en un futuro los robots incluso podrían ayudarte a decidir a quien votar! No obstante, hasta ahora la parte física de los androides aún se encontraba en sus principios ya que ningún material era capaz de replicar las funciones de un músculo blando.

Es una gran pieza del puzzle y, al igual el biológico, el nuevo mecanismo puede formarse y deformarse de miles de maneras. Hemos superado una de las últimas barreras para crear robots humanos“, explicó Hod Lipson de la Universidad de Columbia.

Robot japonés oficia por primera vez un funeral

El músculo blando permite a los robots interactuar con personas ya que, a diferencia de los robos rígidos, pueden imitar los movimientos humanos. Esto implica que podrían proveer asistencia medica y otras tareas más delicadas que requieren un agarre similar al humano. Los investigadores lo han calificado como el material artificial más similar al músculo humano.

Para su fabricación se usó una matriz de caucho de silicona con etanol distribuida en microburbujas. Esto le proporciona las propiedades elásticas necesarias, y capacidad cambiar su volumen de manera extrema, a un coste bajo y favorable al medio ambiente. Se acciona eléctricamente con un alambre y una potencia baja de 8V; en un futuro esperan reemplazar el alambre por otro material conductivo, y a más largo plazo podrían incluso implementar IA para controlar el músculo.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!