Innovación

Crean la primera batería de protones, que podría desbancar a las de litio

Crean la primera batería de protones, que podría desbancar a las de litio

Investigadores científicos del Real Instituto de Tecnología de Melbourne (RMIT) en Australia han desarrollado con éxito el primer protototipo de una batería de protones que resultaría más limpia, ecológica y económica que las actuales baterías de litio.

Científicos del RMIT han logrado que el primer prototipo de una “batería de protones” funcione de forma adecuada usando un electrodo de carbono y una celda de combustible reversible de hidrógeno para el almacenamiento de energía. El equipo de científicos australianos afirma que su pequeño prototipo ha demostrado capacidades de almacenamiento análogas a las codiciadas baterías de ion-litio que se usan a nivel comercial en la actualidad y que implican la extracción del cobalto.

Europa advierte: las baterías de litio no son seguras en la bodega del avión

Esta nueva batería de protones funciona mediante un proceso reversible que divide el agua para almacenar energía en forma de hidrógeno de estado sólido. Se trata de un caso pionero basado en esta tecnología, cuyas aplicaciones podrían ampliarse para abastecer la demanda de almacenamiento a gran escala o la carga de vehículos eléctricos.

Crean la primera batería de protones, que podría desbancar a las de litio

Científicos del RMIT mostrando la batería de protones

“La batería de protones es uno entre muchos posibles contribuyentes para satisfacer esta enorme demanda de almacenamiento de energía. El poder de las baterías con protones tiene el potencial de ser más económico que el uso de iones de litio”, afirmó el investigador principal del proyecto, John Andrews. Una de las principales ventajas de la nueva batería es que su principal recurso material, el carbono, es abundante y económico, especialmente si lo comparamos con las aleaciones metálicas de almacenamiento de hidrógeno y el litio que se precisa para las baterías actuales.

Una batería lleva 175 años funcionando y nada sabe por qué

El prototipo de batería, cuya descripción aparece en el International Journal Hydrogen Energy, cuenta con un área de superficie activa de 5,5 cm² y cargas a través de la conducción de protones producidos por división de agua en una celda de combustible mediante la membrana celular, donde se unen directamente con material de almacenamiento gracias a la ayuda de voltaje aplicado. En la descarga se revierte el proceso y los átomos de hidrógeno pasan a través de la membrana celular para combinarse con oxígeno y electrones formando agua de nuevo.

En las pruebas, la batería tenía capacidad para almacenar alrededor de 1% en peso de hidrógeno y descargarse 0,8% en peso. El voltaje máximo de la celda era 1.2 V. Ahora, los investigadores focalizarán sus esfuerzos en mejorar todavía más la densidad de energía y la eficiencia empleando materiales como el grafeno, para que la batería futura sea competitiva con las de iones de litio. El prototipo actual ya tiene mejor rendimiento energético que las tecnologías de almacenamiento de hidrógeno y similar a las de ion-litio.

Imágenes | RMIT

Fuente | El Periódico de la Energía

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.