Innovación

Counterest, un Google Analytics para contar personas en tiendas, museos y estaciones

Counterest, un Google Analytics para contar personas en tiendas, museos y estaciones
Escrito por Redacción TICbeat

La startup catalana, que trabaja con clientes como la Universidad de Cambridge, gana la categoría Digital Life del certamen de innovación BBVA Open Talent.

Como un Google Analytics de los espacios físicos. El símil, para quienes conozcan la herramienta de analítica web, sirve para definir, a grandes rasgos, lo que es Counterest, la empresa catalana que ha ganado la categoría Digital Life de la última edición europea del concurso BBVA Open Talent, que busca a startups innovadoras.

Otra forma de describir lo que hace Counterest es la que utilizan sus creadores, Oriol Tort y Caterina Font, cuando explican a TICbeat que su empresa se dedica, básicamente, a “contar personas”; es decir, a medir la afluencia de público en distintos lugares –tiendas, museos, transporte, edificios- con el propósito de analizarla, comprenderla, subir esa información a la nube y actuar en consecuencia. Por ejemplo, han instalado en la parada londinense de metro de London Bridge un sensor para monitorizar la cantidad de personas que pasan por allí. Entre sus clientes figura  la Universidad de Cambridge.

Éstas son algunas de las cosas que los gestores de una empresa pueden averiguar gracias a Counterest: si hay personas que abandonan la cola para pagar de su establecimiento tras mucho tiempo esperando, si en una muchedumbre en una estación hay individuos caminando a contracorriente, o cuál es la sala de una exposición que más atrae a los visitantes.

Una plataforma con memoria

De la misma forma en que una herramienta de analítica web es capaz de seguir la trayectoria del puntero del ratón de los visitantes de una web y dónde suelen hacer clic éstos, mediante sensores 3D que cuentan con un algoritmo capaz de reconocer formas humanas, la tecnología de Counterest “encuentra a personas, las sigue y después ve qué hacen”, explica Tort. Dichos datos son presentados a los clientes que contratan sus servicios mediante una completa analítica, en la que podrán ser cruzados con factores al gusto del consumidor. En el caso de los museos, por ejemplo, puede estudiarse la interrelación entre la climatología y las visitas para comprobar que éstas aumentan en los días de lluvia.

El propósito de Counterest es el de ofrecer una solución estándar que funcione “verticalizada por segmentos”, con una serie de opciones adicionales que se puedan activar o desactivar en función de las necesidades de los clientes, como las predicciones, la meteorología o la segmentación por sexos. Aunque ello no significa que, si se presenta un cliente muy grande con unas necesidades concretas, se busque una solución a su medida. “Nos interesa algo que tenga sentido”, señala Tort.

La correcta gestión de estos datos puede facilitar a los clientes modelos de analítica predictiva y de previsión de visitas, explica, y asegura que, “en función del histórico de datos del que se disponga, se puede llegar a afinar bastante”. Counterest permite tomar decisiones en cuestiones de organización, como por ejemplo, el personal que debe atender las cajas a una hora determinada de un día concreto de la semana, y medir un retorno de la inversión “tan difícil de calcular como el de las campañas de marketing”.

Counterest pretende, además, ser una plataforma “con memoria”, señala Tort, quien indica que permite añadir comentarios cuando se produce algún evento o factor que pueda afectar a la performance del negocio, como un acontecimiento importante en la ciudad. “Nuestra idea en el futuro, cuando tengamos suficientes datos y experiencia, es ofrecer directamente recomendaciones a los distintos tipos de negocio”, adelanta.

Precisión y privacidad

A partir de ahora, dice Caterina Font, Counterest trabajará para focalizarse en el control de aforo para temas de seguridad, una solución que sus competidores, señala, no ofrecen, y donde considera que “puede marcar una diferencia”. El de la startup, agrega Tort, es un sector muy competido, con muchas soluciones alternativas, como, por ejemplo, los infrarrojos. “A muchas les preocupa menos la precisión del conteo, depende del cliente. Los hay que se contentan con aproximaciones y los hay que buscan más precisión. En temas de seguridad hay que ser muy preciso”, recalca.

Otra de las ventajas que Counterest presenta frente a tecnologías rivales es su respeto a la privacidad. Sus sensores, explica Tort, reconocen individuos de forma anónima, con datos agregados y sin almacenar información que permita identificarlos.

Digital Life es una de las dos categorías de BBVA Open Talent, que cuenta también con una división para startups financieras. Los seis ganadores del certamen –además de la edición europea existe otra de Centro y Sudamérica, que se celebró hace unas semanas, y el 15 y 16 de octubre tendrá lugar la de Norteamérica y resto del mundo- obtienen un premio equivalente a 30.000 euros que se traduce en un contrato con BBVA para que pruebe su servicio/productos. Además, viajarán en noviembre, junto con los segundos clasificados de cada edición y categoría y el proyecto más votado por internet, a la Crash Acceleration Week de NY, donde podrán contactar con inversores, business angels y otros emprendedores.

Foto cc: Scott Cresswell

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.

  • Networking & events

    Enhorabuena al equipo de Counterest, y mucha suerte en la Crash Acceleration Week de NY