Innovación

La cosmética se hace inteligente con Beauty Technology

Escrito por Inma Rico

Mueve las uñas y abre una puerta, guiña un ojo y haz que se levante un objeto, parpadea y disfruta de tus vídeos… Todo con los nuevos cosméticos tecnológicos.

Quién dijo que el mundo de la belleza estaba reñido con el de la tecnología. Nada más lejos de la realidad con Beauty Technology, una plataforma interactiva de computación que permite transmitir órdenes a diferentes dispositivos a través del maquillaje.

“Guiña un ojo y levanta un objeto, mueve tus uñas de las manos pintadas y abre una puerta”. Así se presenta Beauty Technology, un proyecto de una estudiante de doctorado de la universidad brasileña de PUC-Rio que ha ideado sombras de ojos metalizadas y hechas con compuestos químicos, uñas con tecnología RFID (Radio Frequency IDentification o Identificación por Radiofrecuencia) y maquillajes conductores. Toda una gama de productos cosméticos que promete ser un mercado emergente dentro de los wearable computers.

Katia Vega es el nombre de la ingeniera informática que ha desarrollada esta gama de cosméticos entre los que encontramos las denominadas Beaty Thech Nails, una uñas tecnológicas que nos permitirían pagar la cuenta en un supermercado, entrar a ver una sesión de cine o coger prestado un libro en una biblioteca. El sistema se basa en unas uñas postizas que integra componentes electromagnéticos y tecnología de Identificación por Radiofrecuencia, de modo que se convierten en una tarjeta de identificación o DNI para la persona que las lleva puestas. En la práctica, las uñas ya han sido utilizadas en varios proyectos, tal es el caso del denominado Ábrete Sésamo, que permite abrir puertas con el movimiento de las uñas, o el AquaDJing, en el que un DJ puede pinchar y hacer las mezclas sobre una superficie líquida.

Otro de los inventos cosméticos de esta joven es el maquillaje conductor o Conductive Makeup. En este caso, se trata de un maquillaje que permite llevar a cabo un control gestual de los dispositivos a través del parpadeo de los ojos y otros movimientos faciales. Para conseguirlo, utiliza un maquillaje fabricado con productos conductores que permite conectar sensores. El producto se ha utilizado para varios proyectos como Arcana, un ángel futurista que reproduce vídeos y música al parpadear, o Superhero, con el que es posible hacer que los objetos leviten.

La idea de su creadora es que este tipo de maquillaje sea un paso más dentro de la tendencia de wearable computers y que, en el futuro, se conciban como objetos que pueden ir integrados en la piel.

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico