Energía Innovación

¿Controlar dispositivos mediante la luz? La ciencia española está en ello

trucos para ahorrar en la factura de la luz

De triunfar el control óptico de la polarización macroscópicala podremos contar con conmutadores 1.000 veces más rápidos o transmitir energía eléctrica a distancia sin emplear cables.

¿Se imaginan poder controlar los dispositivos electrónicos sin necesitar nada más que la luz y sin contacto alguno? Puede sonar a ciencia ficción pero eso es precisamente lo que acaba de demostrar un equipo de científicos del CSIC y la Universidad Politécnica de Cataluña.

Lo que estos expertos han probado es que se puede deformar controladamente la estructura cristalina de un material ferroeléctrico (fundamental cuando se precisa transformar la energía; por ejemplo, a partir de energía mecánica generar energía eléctrica o viceversa) mediante la aplicación de una luz visible de baja potencia.

“Las sistemas inteligentes combinan capacidad computacional y cognitiva (cerebro) que requiere interacción con su entorno (sentidos y músculos). Los materiales inteligentes se basan en materiales que pueden conmutar de forma reversible entre dos estados. Estos materiales, denominados ferroicos, son los elementos fundamentales empleados como sensores y actuadores; por ejemplo en el almacenamiento de información”, explica el CSIC en un comunicado oficial.

El CSIC propone usar el caos como método para el cifrado de mensajes

En ese sentido, los materiales ferroicos más empleados presentan respuesta ferromagnética (responden a campos magnéticos) y ferroeléctrica (responden a campos eléctricos). Ambos se caracterizan por la presencia de regiones generalmente nanométricas denominadas dominios que a su vez están separadas por finísimas capas denominadas paredes de dominios. El control dinámico de las paredes de dominio se realiza mediante la aplicación de campos magnéticos o eléctricos. Estos campos requieren situarse próximos al material, en el caso de campos magnéticos, o incluso en contacto físico en el caso de campos eléctricos.

Los investigadores españoles han demostrado, pues, la posibilidad de sintonizar la polarización macroscópica y sus propiedades relacionadas por medio de luz polarizada y de forma reversible, lo que supone un control externo sin contacto. Este sorprendente efecto ha podido ser observado in-situ mediante la utilización de difracción de rayos X de alta resolución de radiación sincrotrón.

Esto se conoce como el control óptico de la polarización macroscópica, lo cual establece las bases de una nueva generación de dispositivos tecnológicos para su incorporación en computación cuántica, dispositivos ultrarrápidos y energía que hasta ahora no eran posibles. En este sentido, será posible diseñar conmutadores 1.000 veces más rápidos o transmitir energía eléctrica a distancia sin emplear cables.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.