Innovación

Control remoto desde el Espacio

Escrito por Inma Rico

La NASA ha realizado las primeras pruebas con robots controlados remotamente para disminuir los costes de las misiones, mejorar los resultados y la seguridad

La NASA ha llevado a la práctica este verano un proyecto que permitirá a los astronautas ubicados en estaciones espaciales controlar robots de forma remota para explorar lugares lejanos y peligrosos del Espacio.

Al igual que los vehículos de control remoto ayudan a conocer las profundidades marinas, estos robots que ha estado probando la NASA tienen como objetivo explorar y ayudar a los astronautas a conocer otros mundos a distancia. Es decir, un astronauta situado en una estación espacial podrá enviar un robot a otros planetas, como Marte, o a los asteroides de la Luna, y trabajar en su superficie como si estuviera allí, utilizando el robot como avatar.

Según Terry Forg, responsable del proyecto, estos primeros test han servido como base para adentrar a la NASA en el campo de la exploración robótica dirigida por humanos y representa la primera experiencia interactiva completa de un planeta llevada a cabo por un astronauta que está en el espacio.

El objetivo más inmediato del proyecto es que los robots K10 puedan recolectar información para que los ingenieros realicen un test de validación previo y conozcan las características del sistema; en una segunda fase, se podrán realizar trabajos a distancia en áreas donde es imposible que los astronautas hagan su trabajo de forma manual. “Los robots complementarán a los humanos, permitiendo a los astronautas realizar su trabajo vía control remoto desde la estación espacial, ya sea en el espacio o en cualquier otro hábitat”, comenta Frog.

La coordinación entre humanos y robots durante las misiones de exploración permitirá aumentar la seguridad de las tripulaciones, mejorar las actividades científicas e incrementar el éxito de las misiones, mientras se reducen los gastos de consumibles, petróleo y oxígeno. A lo largo de este año, la NASA tiene previsto realizar más pruebas, pero, esta vez, llevarán los robots a la cara más lejana de la Luna para observar desde allí el universo cercano.

Los robots K10 están equipados con múltiples cámaras, con un sistema láser de escaneado en 3D y un mecanismo que simula una radio antena.

 

Imágenes: NASA

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico