Innovación

Control milimétrico sobre el balón y los futbolistas por radiofrecuencia

witrack futbolEn los campos de fútbol la tecnología no es muy bien recibida. Se sigue confiando en el ojo humano para la toma de decisiones, aunque sería mucho más sencillo emplear vídeo y radio. Un grupo científico alemán ha buscado cómo usar rastreadores más allá de la moviola y han creado un sistema de seguimiento total del juego al milímetro útil para entrenadores y analistas.

La mecánica de este WiiTrack Soccer Project es muy sencilla. Se coloca un pequeño transmisor dentro del balón capaz de enviar datos sobre su posición y sus movimientos a un receptor. Para tener un dibujo más completo del partido, el equipo de investigación del Fraunhofer Institute alemán propone también poner los transmisores en la ropa de los futbolistas.

“El sistema opera en una banda de 2,4 GHz y es capa de calcular la posición de cada transmisor sobre el terreno de juego y sus alrededores hasta 200 veces por segundo. Se puede lograr precisión de unos pocos centímetros. Hasta 144 transmisores (por ejemplo, 132 transmisores para los jugadores, 12 transmisores dentro del balón y 6 torretas) ofrecen una imagen a tiempo real del juego”

En la prueba que se está realizando con los jugadores del Nuremberg, los jugadores se colocan los chips de radiofrecuencia en las medias, de modo que puede verse el movimiento de las dos piernas a tiempo real. En el seguimiento, la imagen creada se proyecta en el monitor gigante del estadio mientras que toda la información originada queda almacenada. Kilómetros recorridos, número de pases, velocidad de los movimientos, número de desmarques, potencia de pegada…

De ese modo se consigue tener un control total sobre el balón y los futbolistas, con mucha más precisión que otros sistemas semejantes que se emplean actualmente, basados en el vídeo.

Los deportes de equipo y la tecnología

Con un sistema de medición y la cantidad de datos producida los profesionales van a disponer de una información más precisa para tomar decisiones. Un entrenador podrá corregir a un jugador que ha corrido demasiado o abroncar al que estuvo demasiado parado o podrá corregir fallos en la estrategia de defensa de jugadas a balón parado. Por otro lado, los analistas de los medios de comunicación tendrán más material para sus análisis y podrán centrar sus crónicas en unos jugadores u otros.

En el Fraunhofer Institute, los responsables de esta tecnología ya estudian cómo adaptarla a otros deportes como el rugby, recoge en su vídeo reportaje la BBC, donde hay menos trabas a la aplicación de aparatos para la mejora de la competición.

El fútbol es uno de los deportes en los que se prefiere emplear la menor cantidad posible de tecnología. Sus dirigentes prefieren continuar con polémicas arbitrales tras decisiones erróneas humanas antes que utilizar repeticiones de televisión, sistema de radio y comunicaciones. El desarrollo lo dejan para los estadios. ¿Aceptarán que se empleen estos transmisores en partidos oficiales?

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com