Innovación

Control mental a través de Internet

remote-brain-interface-12
Escrito por Rafael Claudín

Investigadores de la Universidad de Washington demuestran con éxito una interfaz cerebro a cerebro usando la web como vía de transmisión.

No hemos llegado al punto en el que “Estos no son los androides que buscáis” pueda funcionar así, de mente a mente y sin dispositivos de por medio, pero el nuevo avance logrado por unos investigadores de la Universidad de Washington resulta fascinante por la sencilla demostración que han realizado.

Si en agosto del año pasado el equipo de investigación realizó una primera demostración del sistema, ahora han ido un paso más lejos con una espectacular prueba de campo. El plan era sencillo y osado: tres parejas escogidas por Internet, sin relación entre sí, con la misión de mover la mano del otro utilizando la web como medio de transmisión de las señales.

En un extremo, uno de los voluntarios llevaba un casco provisto de electrodos para leer determinada actividad cerebral; y frente a él, una pantalla con un sencillo videojuego sobre el que no tiene control. En el otro extremo, el segundo voluntario, con un dispositivo magnético de estimulación cerebral situado en la parte del cerebro que controla la mano; y, en la mano, el control del juego, aunque no puede ver la pantalla.

remotebraininterface-11

Los dos dispositivos están enlazados únicamente por un enlace web. Pues bien, el primer voluntario ordena mentalmente el disparo en el juego y el segundo reacciona moviendo la mano para eliminar al enemigo. La eficacia de las tres parejas de voluntarios varió entre el 25 y el 83 %, una diferencia que los autores del estudio achacan más a la habilidad de cada quien con los videojuegos que al propio sistema.

¿Una persona mueve la mano de otra a través de Internet? Sí, sé lo que estáis pensando: podría revolucionar la industria del porno. Aunque los autores de la investigación piensan más bien en la posibilidad de que remitentes experimentados puedan transferir respuestas motoras y capacidades avanzadas a personas normales y corrientes.

Chantel Prat, uno de los responsables del estudio citado por Gizmag, piensa en la transmisión de conocimientos: “Imagina alguien que es un brillante científico pero no un profesor brillante. El conocimiento complejo es difícil de explicar, estamos limitados por el lenguaje.”

De momento, la tecnología está más bien centrada en las respuestas motoras. La transmisión del conocimiento a lo Matrix todavía queda un poco lejos, pero este avance para el control mental, y además a distancia, ya es impresionante por sí solo. El vídeo de la demostración resulta un poco decepcionante, pero con todo merece la pena verlo:

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.