Innovación

Los consumidores al servicio de la innovación

Escrito por Editorial RWWES

Si la tendencia general al crowdsourcing sirve de indicador, todos conocemos bien el valor de las masas en Internet. El poder acceder a un conjunto de leales fans puede ser una fuente de ideas y mano de obra gratuitas. De la traducción de Wikipedia y Facebook a las pruebas en beta de Google Chrome, el crowdsourcing se utiliza en toda la red para varios fines, y la empresa de analistas Forrester ahora sugiere uno más: participar en la innovación.

Según un informe publicado esta semana, los consumidores estadounidenses están contentos de participar como “co-innovadores”, un hecho que aún deben aprovechar muchas empresas.

En el informe se consultaba a profesionales de las estrategias de productos de consumo y a consumidores, para llegar a la conclusión de que “casi la mitad de las empresas no están usando los social media para interactuar directamente con los clientes para influir en la innovación, el diseño o la estrategia de sus productos”. Más allá de eso, en el informe se revelaba que la mayor parte de los consumidores están más que dispuestos a echar una mano en la innovación de los productos que terminarán comprando.

De estos consumidores dispuestos a participar en la innovación, más de la mitad estaban interesados incluso “independientemente del producto, el servicio o la marca de que se trate”. Por supuesto, quizá sea mejor idea captar a quienes realmente estén interesados en nuestros productos y dispuestos a adquirirlos que a quienes no lo están, ya que “los consumidores con un conocimiento de o un verdadero interés por un producto se sentirían naturalmente inclinados a mejorar más aún dicho producto”.

Uno de los factores más importantes relacionados con la predisposición de los consumidores a participar en la co-innovación online, por supuesto, era el tiempo que les llevaría. También parece obvio el hecho de que “los incentivos mueven el interés”, con un 63% que afirman que su “participación depende de recibir algún tipo de compensación”.

¿Por qué limitarse a crear un producto y ofrecerlo a los consumidores cuando podemos aprovechar la bidireccionalidad de Internet y averiguar, antes de invertir demasiado tiempo y esfuerzo, qué es lo que quieren los usuarios para empezar?

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • jenofonte

    A mí me parece que en general el público es muy agradecido. Ya con sentirse útil y con que se agradezca su aportación, un internauta está satisfecho.