Innovación

Entorno de programación “made in Spain” para investigadores

Escrito por Inma Rico

Es un software público, se llama COMPSs y permite desarrollar aplicaciones en proyectos de investigación basados en la computación distribuida.

Se llama COMPSs, se ha gestado en el seno del Centro de Supercomputación de Barcelona y es un software público que permite desarrollar aplicaciones para avanzar de forma más rápida y eficiente en proyectos de investigación cuya infraestructura esté basada en la computación  distribuida.

Con 500 descargas a sus espaldas y una nueva versión mejorada, COMPSs, que lleva años siendo utilizado en proyectos que ya han obtenido resultados, se presenta ahora públicamente con el fin de darse a conocer y hacerlo oficial, como nos comenta Rosa M. Badia, directora del equipo Grid Computing del  Centro de Supercomputación de Barcelona.BSC

El entorno permite tener un código simple secuencial y ejecutarlo en pantalla, utiliza varios procesadores a la vez  para ir solucionando los problemas que surjan, ejecutar en paralelo y realizar la transferencia de los datos a varios computadores en cloud de forma automática… Pero, todo esto ¿qué significa y qué repercusión tiene en los proyectos de investigación a los que se aplica? Como explica M. Badia, “en la práctica, las ganancias son la facilidad de desarrollo que, a su vez, comporta un aumento de eficiencia, es decir, hacer el proyecto más rápido y más económico”.

Resultados tangibles

El procesamiento de datos genómicos en el proyecto Venus-C, la adaptación de las especies animales y vegetales a determinados entornos en EUBrazilOpenBio o la elaboración de medicinas personalizadas a través del estudio de un determinado gen en una población con Optimis son algunos de las investigaciones y áreas en las que se ha utilizado COMPSs. “Son proyectos con un gran impacto social y económico  –dice M. Badia–, como el de EUBrazilOpenBio, que permite generar modelos de cómo se adapta una especie a un entorno, tanto geográficamente como por la temperatura o presión. De esta forma, se descubre dónde más se podría cultivar un cereal que se cultiva en una zona determinada”.

Junto a todos estos proyectos, M. Badia destaca el español Severo Ochoa, especializado en la investigación de medicinas personalizadas. Gracias a COMPSs, “se simula la calidad del aire, la palpitación del corazón y diferentes algoritmos de genómica”.

El futuro

COMPSs continuará evolucionando en el futuro, y como nos adelanta la responsable del Centro de Supercomputación de Barcelona, tienen pensado desarrollar una extensión para plataformas Android, trabajar para reducir el consumo de energía y el aprovechamiento de los recursos y facilitar el desarrollo de aplicaciones en combinación con la gestión optimizada de datos, es decir, aprovechar el mundo del Big Data.

Foto CC arkhangellohim (Flickr)

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico